Skip to main content

Crean implantes solubles para monitorizar el cerebro humano

Sensor que monitoriza el cerebro

19/01/2016 - 21:24

Investigadores estadounidenses han desarrollado unos implantes inalámbricos que monitorizan diferentes parámetros del cerebro para supervisar su estado. 

Un grupo de neurocirujanos e ingenieros de la Universidad de Washington y de la Universidad de Illinois ha desarrollado unos sensores inalámbricos que tienen la capacidad de monitorizar diferentes parámetros del cerebro para supervisar su funcionamiento y su estado. 

Estos dispositivos han sido desarrollados con la finalidad de prevenir las muertes por lesiones cerebrales traumáticas. Esto es posible debido a que tienen la capacidad de registrar con precisión la presión intracraneal en el cerebro y en el interior del cráneo. Medir este dato resulta fundamental porque, si la presión aumenta, se pueden producir fallecimientos o lesiones muy graves. 

Los sensores se implantan en el cerebro aprovechando las intervenciones de neurocirugía que precisen los pacientes. Una vez que los implantes electrónicos están instalados, los dispositivos pueden controlar la presión intracraneal y la temperatura del cerebro en tiempo real de una forma precisa. 

Implantes electrónicos inalámbricos solubles

Y es que, hasta ahora, para llevar a cabo estas mediciones se utilizan aparatos cuya tecnología fue concebida en la década de los 80. "Son grandes, difíciles de manejar y tienen cables que se conectan a los monitores en la unidad de cuidados intensivos. Ofrecen lecturas precisas y son de ayuda, pero no son prácticos", señala Rory KJ Murphy, médico de la Universidad de Washington. 

Sin embargo, hasta ahora no había alternativas realmente prácticas para obtener un registro de la presión intracraneal y la temperatura. Los aparatos electrónicos y las aplicaciones biomédicas han avanzado mucho, pero uno de los principales obstáculos es que si se colocan implantes para hacer estas mediciones se produce por lo general una respuesta del sistema inmune del paciente, lo que puede ocasionar problemas. 

Primeras pruebas en humanos de implantes de memoria digitales

Los nuevos sensores inalámbricos resuelven esto, dado que no son rechazados por el organismo. Además, no es necesario realizar otra intervención para extraerlos, porque están fabricados en un material soluble que se disuelve en el cuerpo después de un período de tiempo. 

Los investigadores han probado la eficacia de los implantes electrónicos solubles en animales, y ahora van a iniciar los ensayos en humanos.

Ver ahora: