Crean un inodoro que convierte los residuos en energía

Crean un inodoro que convierte los residuos en energía

Más de dos mil millones de personas en todo el mundo sobreviven sin acceso a un aseo seguro y desinfectado. Este triste hecho motivó a un equipo de investigadores de la Universidad de Cranfield en Reino Unido para diseñar un retrete barato, que funciona sin agua y que es capaz de producir energía a partir de los desechos.

En el corazón de este aseo se ubica una nanomembrana que vaporiza el agua y la separa de los residuos. Este proceso limpia los fluidos y elimina cualquier patógeno presente. Después, el líquido ya depurado se puede reutilizar para limpiar la casa y regar el campo, por ejemplo.

Por otra parte, un sistema arquimediano envía los restos sólidos a una segunda cámara donde se incineran y se convierten en ceniza. Los desarrolladores todavía están perfeccionando esta segunda fase, pero, en principio, la combustión de los restos debería producir suficiente energía como para autoabastecerse e, incluso, cargar la batería de un aparato pequeño. La ceniza resultante se puede reutilizar como fertilizante.

Drumi, la lavadora con pedales que lava la ropa sin electricidad

Este retrete también incorpora una tapa con un mecanismo de rotación especial que impide que ningún olor se escape del circuito. Esto es importante porque muchos aseos de las naciones en desarrollo presentan serios problemas de higiene y, al final, estas condiciones acaban obligando a las personas a acudir al aire libre en el exterior de las casas, lo que lleva a otros problemas de higiene y seguridad.

Retrete que funciona sin agua y que produce energía

Los creadores del inodoro están barajando la opción de distribuir su invento bajo un sistema de alquiler, esta iniciativa reduciría el precio que los usuarios tendrían que pagar por tener uno de estos retretes. Por el momento, se comenzarán las pruebas a finales de este año en África. Ghana ha sido señalado como uno de los países con potencial para acoger los primeros test.

Los 10 inventos más útiles y sorprendentes del momento

La Fundación Bill y Melinda Gates ha apoyado este proyecto desde que empezó a desarrollarse hace tres años. Según Elise Cartmell, miembro del equipo de la Universidad de Cranfield, “el retrete nanomembrana tiene el potencial de cambiar millones de vidas mediante al acceso a un saneamiento seguro y asequible”.

[Fuente:sciencealert]