Crean una pantalla para móviles que casi no consume energía

Crean una pantalla para móviles que casi no consume energía

Bodle Technologies, una startup constituida por investigadores procedentes de la Universidad de Oxford, ha desarrollado un nuevo tipo de cristal inteligente que permite que la pantalla del smartphone apenas consuma energía.

La pantalla es uno de los componentes del teléfono móvil que más batería consume, ya que el 90% de la energía se destina a iluminarla. Por tanto, es uno de los principales motivos de que tengamos que estar contantemente cargando nuestro terminal.

Sin embargo, el cristal inteligente que han creado estos investigadores podría poner fin a este problema. Se trata de un nuevo material que se basa en la tecnología utilizada para la fabricación de los DVD regrabables. Utiliza impulsos eléctricos para crear pantallas que no requieren energía constante y que se pueden ver con claridad incluso con la incidencia directa de la luz solar.

Sus creadores aseguran que las pantallas fabricadas con este material no necesitarán casi energía para su funcionamiento, lo que permitirá que la batería de los smartphones y la de otros dispositivos móviles, como los relojes inteligentes, dure mucho más.

Pero esto no es todo. Bodle Technologies afirma que este vidrio inteligente se puede utilizar con otros fines. Otra de las aplicaciones más destacadas de este nuevo material es la fabricación de ventanas inteligentes, ya que tiene la propiedad de bloquear las ondas infrarrojas y, por tanto, mantener el interior de los edificios fresco sin necesidad de utilizar el aire acondicionado.

Resolución 4K en tu smartphone sin agotar la batería

La compañía no puede revelar más detalles acerca de su nuevo material y aseguran que ya están en contacto con algunas de las principales empresas de electrónica de consumo a nivel mundial, aunque no pueden desvelar cuáles son por motivos legales.

Según explican sus responsables, han diseñado un método de fabricación de bajo costo y estarán listos para producir prototipos funcionales en un plazo de doce meses.

[Fuente: The Telegraph]