Crean unas zapatillas inteligentes para orientar a los discapacitados

zapatillas inteligentes

Un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del Departamento de Aeronáutica y Astronáutica (AeroAstro) ha diseñado unas zapatillas inteligentes que permiten orientar a las personas mediante vibraciones en los pies. 

La tecnología ha sido desarrollada inicialmente para evitar las caídas de los astronautas y reducir el riesgo de que se perforen los trajes espaciales. No obstante, también se puede usar en tierra firme y tiene especial utilidad como sistema de navegación para que los discapacitados puedan desplazarse por su entorno de manera autónoma con seguridad.

El equipo ha prestando esta semana el estudio preliminar en el que se determinan los tipos de estímulos y el área del pie en el que se tienen que aplicar más eficaces en cada caso.

Para llevar a cabo la experiencia piloto, desarrollaron un dispositivo con seis motores hápticos distribuidos alrededor de cada uno de los pies del individuo: en el talón, el dedo gordo, el empeine y tres motores a lo largo del borde exterior del pie. La intensidad de las vibraciones de los motores podía variar continuamente entre los mínimos y los máximos.

Encuentra las mejores ofertas en ropa y calzado con el código descuento Zalando

Durante las pruebas, los participantes presentaron dificultades para reconocer las vibraciones cuando estaban distraídos, y también les costó distinguir entre las ubicaciones de los estímulos de los motores del borde exterior.

Gracias a estos datos, los científicos han modificado el sistema para instalar únicamente tres motores: talón, dedo y zona exterior derecha del empeine. Para guiar al usuario, los estímulos irán aumentando de intensidad cuando se aproxime a un obstáculo, y orientarán a la persona para que camine hacia adelante, hacia atrás y bordee obstáculos.

Sneakeairs, las zapatillas inteligentes de easyJet para hacer turismo

Además, los investigadores también están evaluando la combinación de las señales hápticas con señales visuales, con el objetivo de determinar el método óptimo para la transmisión de información espacial.

"Desde mi perspectiva, este trabajo podría ser útil no solo para los astronautas, sino también para los bomberos, que tiene problemas documentados de interacción con el entorno, así como para las personas con los sistemas sensoriales comprometidos, como ancianos, personas con enfermedades y trastornos", explica Shirley Rietdyk, profesora de la Universidad Purdue.