Cruise RP-1: un nuevo piloto automático para tu coche

Cruise, un nuevo piloto automático para tu coche

En un momento en el que cada vez más, las compañías automovilísticas apuestan por incluír tecnología en sus vehículos con el fin de hacer la conducción más fácil e incluso más autónoma para el conductor llega Cruise.

Cruise es una startup de reducidas dimensiones que ha creado un nuevo sistema que crea un piloto automático en el vehículo, como si de un avión se tratara, como se puede ver en su web

Este nuevo sistema en forma de gadget tiene un precio de 10.000 dólares y recibe el nombre de Cruise RP-1.

De momento sólo se puede acoplar a los Audi A4 y S4 que hayan sido creados de 2012 en adelante aunque no guarda una relación directa con la marca. 

Cruise RP-1 integra cámaras, radares y sensores para conseguir una conducción "casi autónoma". 

Google presenta el coche que conduce sólo, 100% autónomo

Además, interacciona con el freno, la dirección y el acelerador del coche.

Pero si piensas que este gadget permite una conducción totalmente autónoma sin conductor al más puro estilo prototipo de Google, nada más lejos de la realidad.

No permite al piloto desentenderse de la conducción.

De hecho, este reciente proyecto de momento enfrenta sin mucho éxito al vehículo a dificultades ante agentes externos como la lluvia, la niebla o la oscuridad. 

Tan sólo se han creado 50 unidades de Cruise RP-1 que ya están disponibles para reserva.