Skip to main content

Darwin, un procesador que funciona como un cerebro humano

Chip neuronal que funciona como un cerebro

23/12/2015 - 17:45

Un equipo de ingenieros chinos ha desarrollado Darwin, un procesador neuronal inspirado en el cerebro humano que tiene la capacidad de procesar datos más rápido. 

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Zhejiang y de la Universidad de Hangzhou Dianzi en China ha desarrollado Darwin, un procesador neuronal cuyo funcionamiento está inspirado en el cerebro humano. 

Darwin es una Unidad de Procesamiento Neuronal (NPU por sus siglas en inglés), un hardware procesador neuromórfico basado en las redes neuronales de impulsos. Se trata de un tipo de redes neuronales artificiales que se caracterizan por su capacidad para procesar la información de una forma muy realista, de manera similar a como lo hacen los cerebros biológicos.

Las redes neuronales artificiales se aplican para el reconocimiento de patrones, el control automático, el procesamiento de señales, el sistema de soporte de decisiones y la Inteligencia Artificial. 

El chip neuronal que han desarrollado estos investigadores tiene como objetivo procesar la información de una forma mucho más rápida que los tradicionales. Darwin proporciona aceleración de hardware de algoritmos inteligentes, con dominio de aplicación de recursos limitados en pequeños dispositivos de baja potencia.

El procesador neuromórfico ha sido fabricado en 180 nm por un proceso CMOS estándar. Soporta un máximo de 2.048 neuronas, más de 4 millones de sinapsis y 15 posibles retrasos sinápticos diferentes.

Procesador que funciona como el cerebro humano

Cuenta con muchas posibilidades de configuración: se puede ajustar la topología de la red neuronal artificial y los parámetros de las neuronas y las sinapsis. Gracias a esta flexibilidad de configuración, se puede usar para implementar todo tipo de funcionalidades que necesite el usuario. 

Sus aplicaciones posibles incluyen sistemas de hardware inteligentes, robótica o interfaces cerebro-ordenador, entre otras posibilidades.

IBM también creó un chip neuronal que funciona como el cerebro

El ejemplo que puedes ver en el vídeo un poco más arriba se corresponde con un prototipo de interfaz cerebro-ordenador que tiene la capacidad de registrar e interpretar en tiempo real las señales procedentes de un sistema de electroencefalograma. Así, dependiendo de los pensamientos del usuario, la pelota se dirige a la izquierda o a la derecha en el entorno virtual. 

Ver ahora: