Skip to main content

Desarrollan la bombilla más fina del mundo con grafeno

Desarrollan la bombilla más fina del mundo con grafeno

15/06/2015 - 17:57

Un equipo de cientfícios de la Universidad de Columbia ha desarrollado la bombilla más fina del mundo a base de grafeno y que se podrá integrar en chips.

Un equipo de científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York, en colaboración con investigadores de la Universidad Nacional de Seúl (SNU) y el Instituto Coreano de Normas y Ciencias (KRISS) ha desarrollado la bombilla más fina del mundo utilizando grafeno, que podría ser la primera fuente de luz integrada en un chip. 

Según explica James Hone, profesor de la Universidad de Columbia, esta nueva bombilla "allanará el camino hacia las pantallas atómicamente delgadas, flexibles y transparentes, así como a las comunicaciones ópticas basadas en grafeno"

La posibilidad de crear luz en las estructuras pequeñas de la superficie de un chip es crucial para el desarrollo de circuitos integrados plenamente fotónicos. Hasta ahora no había sido posible incluir una bombilla en un chip debido a que los filamentos se calentaban demasiado y los alambres de metal a microescala no eran capaces de soportar la alta temperatura, ocasionando daños en el chip. 

La primera bombilla de grafeno reduce la factura de la luz

Pero este equipo de investigadores ha descubierto que el grafeno puede calentarse a altas temperaturas sin fundir el sustrato que le rodea ni los electrodos de metal. "La luz visible de grafeno atómicamente fino es tan intensa que es visible incluso a simple vista, sin necesidad de ninguna ampliación adicional", explica Duck Kim, científico de la Universidad de Columbia.

Para la fabricación de la bombilla, se añaden pequeñas tiras de grafeno en electrodos de metal sobre un sustrato y después se calientan los filamentos pasando una corriente eléctrica, lo que genera la luz.  

Estos científicos están utilizando el mismo material que empleó Thomas Edison cuando fabricó la bombilla incandescente: el inventor utilizó un filamento de carbono y en el estudio moderno lo han usado en su forma más pura, el grafeno.

El equipo ha demostrado que la bombilla que han desarrollado es completamente escalable con la creación a gran escala de estos dispositivos. Ahora están analizando el rendimiento de los emisores de luz de grafeno para evaluar la velocidad de activación y desactivación, así como en la manera de integrarlos en sustratos flexibles. 

[Fuente: Phys.org]

Ver ahora:

Te recomendamos