Drones que manejan drones, lo último en guerras futuristas

Drones que manejan drones, lo último en guerras futuristas

Un pequeño barco con aspecto de catamarán deportivo navega por la bahía de San Francisco. Parecería el juguete de un niño (rico), si no llega a ser porque está rodeado de barcos de la Armada de Estados Unidos, que lo escoltan mientras vigilan con atención.

A lo lejos se vislumbra la silueta de un pequeño submarino amarillo (¿casualidad, u homenaje beatleliano?). De repente, el barco emite una orden y el submarino emerge del agua para lanzar al aire un pequeño avión, que maniobra por los alrededores, controlado por el catamarán. Las tres naves son drones, vehículos militares no controlados por el hombre en lo que se ha convertido en la primer demostración de un dron manejando a otro dron por mar y aire.

Puedes ver la secuencia completa en este vídeo:

Pescadores, así es el dron submarino con el que soñáis

Los drones implicados en la demostración son el dron naútico Submaran, fabricado por Ocean Aero, el submarino Marlin MK2 y el dron volador Vector Hawk, ambos fabricados por Lockheed Martin. Los tres trabajaron de forma coordinada en una misión de reconocimiento en la que no hubo intervención humana.

El éxito es muy significativo porque supondrá un gran ahorro en las misiones de vigilancia de fronteras y zonas marítimas. Hasta ahora, las misiones con drones voladores sólo podían llevarse a cabo en un plazo de tiempo limitado por la autonomía de vuelo. Con esta tecnología un barco dron, que puede flotar por tiempo indefinido en el mar, puede vigilar una zona por medio de cámaras. Cuando detecta movimiento, envía una orden a un dron submarino o a un puesto terrestre, que lanza automáticamente un dron volador para que lleve a cabo un reconocimiento, guiado por el barco. Todo ello, sin intervención humana.

De esta manera el dron solo vuela cuando se le necesita ahorrando el combustible o las recargas de innumerables patrullas sin éxito.

Teniendo en cuenta el origen militar del proyecto, no es difícil imaginar situaciones en las que drones de vigilancia lances a drones voladores en misiones de defensa o ataque. Máquinas controlando a máquinas, en una guerra futurista en la que quizá el hombre no tenga que intervenir. ¿Qué sentido tendrán entonces las guerras?

[Fuente: Lockheed Martin]

Galería de fotosMini Drones de Parrotver las 14 fotos