Skip to main content

Esta tela genera electricidad a partir del sol y del movimiento

tela carga bateria

14/09/2016 - 15:59

Científicos del Instituto de Tecnología de Georgia han diseñado una nueva tela que puede generar electricidad a partir de la luz solar y del movimiento.

Un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos) ha diseñado una nueva tela que puede generar electricidad a partir de la luz solar y del movimiento.

La integración de dispositivos wearables en las prendas de vestir ha llevado a la necesidad de encontrar fórmulas eficientes para proporcionarles energía. Hasta ahora ya hemos visto diversas soluciones, como los sistemas que aprovechan el movimiento para cargar las baterías, los generadores que utilizan el calor corporal o los que obtienen la electricidad mediante energía solar.

Ahora, estos investigadores han dado un paso más allá combinado dos de estas técnicas en un mismo tejido. Gracias a esto, se multiplican las posibilidades de recolectar energía. Según sus desarrolladores, la tela podría cargar los dispositivos "a partir de algo tan simple como el viento que sopla en un día soleado".

El tejido aprovecha el movimiento y la luz solar para obtener electricidad. Para ello, por un lado integra fibras con nanogeneradores triboeléctricos, que producen la energía mediante la fricción de dos materiales que chocan uno contra otro. Por otro lado, también hay células solares con forma de alambre hechas de fibras de polímero.

Estos dos materiales se tejen con hilos de lana para obtener una tela que tiene un grosor de 320 micrómetros. Es muy flexible, transpirable y ligera, por lo que podría adaptarse a una amplia variedad de usos, como fabricar tiendas de campaña, cortinas o prendas de vestir. 

Tecnología wearable ligera convierte el calor corporal en electricidad

Para poner a prueba las propiedades del textil, el equipo tejió con el material una bandera de un tamaño de 4 x 5 cm, y la dejó ondeando en la ventana de un coche. Los resultados fueron muy prometedores: bajo la luz solar y con movimiento, el tejido carga un condensador comercial 2 mF a 2 voltios en dos minutos. 

Los científicos están ahora poniendo a prueba la durabilidad de la tela a largo plazo. Los próximos pasos incluyen también una mayor optimización del material para usos industriales. 

Ver ahora: