Skip to main content

Este año vuelve la lucha de tú a tú entre Intel y AMD

amd ryzen

Alejandro Alcolea Huertos

14/03/2018 - 15:14

Los procesadores Ryzen están consiguiendo algo que no pasaba desde 2004. Intel ha sido el gran dominador en el mercado de los procesadores (o CPU) estos últimos años. AMD alcanzó un momento muy dulce en 2004 con sus procesadores Athlon 64, un procesador que fue una bestia gracias a la arquitectura AMD64 (con grandes avances frente a la que utilizaba, por aquel entonces, Intel).

AMD fue investigando con más núcleos, pero Intel les comió terreno con sus Dual Core, Quad Core y, posteriormente, con los Intel Core i, entre otras gamas. AMD no encontraba el camino, pero el año pasado lanzaron Ryzen, su nueva familia de procesadores que, utilizando el socket AM4 que, al parecer, también se utilizará en los próximos Ryzen y APU, han calado entre los jugadores gracias a muchos núcleos con una buena frecuencia de reloj.

Los AMD Ryzen han llegado para quedarse y ya tenemos filtraciones sobre los primeros modelos de la segunda generación de Ryzen que, por qué no decirlo, apuntan maneras al subsanar algunas de las carencias de la primera generación, como la gestión de memoria. Poco a poco hemos visto cómo en las gráficas de consumo de Steam, la plataforma de videojuegos de Valve, los usuarios con procesadores AMD iban ganando terreno frente a los de Intel y, ahora, la propia compañía se ha mostrado de lo más optimista.

Con una cuota de mercado casi marginal, en 2017, gracias a Ryzen, AMD consiguió aumentar sus beneficios en 2017, doblando la cuota de mercado de 2016 y dejándola en un 12%. Los beneficios, además, se dispararon hasta un 40% más en los últimos compases de 2017, algo que sigue aumentando en estos primeros meses del año. Además, la compañía espera seguir creciendo con Ryzen Mobile, sus procesadores enfocados al sector móvil. 

Es buen momento para hacerse con una CPU de AMD

Actualmente, AMD tiene varias líneas de producto. Por un lado las APU basadas en Ryzen que dan vida a ordenadores portátiles potentes en cuestión gráfica o nuevas plataformas de juego portátiles, como Smach Z. Por otro lado, los Ryzen de segunda generación están a la vuelta de la esquina para jugadores y empresas que necesiten muchos núcleos y Threadripper, el procesador más bestia de AMD, también está bien posicionado dentro de las estaciones de trabajo.

Al margen de los procesadores de AMD, habrá que ver qué pasa con las gráficas. Además de Ryzen, el año pasado vio la luz Vega, la nueva generación de tarjetas gráficas (o GPU) de la compañía que, aunque con buen rendimiento, no han terminado de calar entre los jugadores y le están comiendo terreno a Nvidia por algo que poco tiene que ver con los jugadores y sí con las granjas de las criptomonedas. En este campo, parece que Nvidia tiene controlada la situación.

[Fuente:Wccftech]

Ver ahora:

Sobre el autor

Te recomendamos