Este colorante podría revolucionar las baterías de flujo

bateria flujo

Un equipo de científicos de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos ha descubierto que un colorante fluorescente llamado boro-dipyrromethene (BODIPY) es un material con mucho potencial para el desarrollo de baterías de flujo. 

Este tipo de baterías está especialmente orientado al almacenamiento de energía procedente de fuentes renovables, como la energía solar o la energía eólica, así como en vehículos eléctricos. Se trata de un componente recargable técnicamente similar a una pila de combustible o a una celda electroquímica. Los elementos químicos están disueltos en líquidos contenidos dentro del sistema, separados por una membrana o almacenados en tanques externos, y tiene la capacidad de convertir la energía química en electricidad. 

Estos tanques se pueden ampliar fácilmente para almacenar grandes cantidades de energía sin un incremento exponencial correspondiente en el coste, a diferencia de otros sistemas como la tecnología de iones de litio. Los científicos dicen que además son más seguras. 

Los investigadores han descubierto que el BODIPY es un material perfecto para utilizar en las baterías de flujo gracias principalmente a dos cualidades químicas inusuales: puede almacenar electrones y participar en su transferencia. Estas propiedades son muy interesantes para permitir almacenar y suministrar la energía a escala en la red, lo que convierten a este colorante fosforescente en una alternativa muy atractiva para guardar electricidad. 

Material para baterías de flujo

"A medida que el mundo se vuelve más dependiente de fuentes de energía alternativas, una de las grandes preguntas que tenemos es cómo almacenar la energía o qué pasa cuando el sol se pone o cuando el viento deja de soplar", explica Timothy Cook, primer autor del estudio. "Todas las fuentes de energía son intermitentes, por lo que necesitan baterías que puedan almacenar energía suficiente para poder alimentar el hogar promedio".

Esta batería de flujo es orgánica y está inspirada en vitaminas

En las pruebas, los científicos disolvieron PM 567, un tinte BODIPY en polvo, en un disolvente y lo cargaron y vaciaron durante 100 ciclos. Los resultados revelan que el compuesto puede almacenar y transferir electrones durante el período completo sin degradarse, y predicen que las baterías con este compuesto serán capaces de generar unos 2,3 voltios de electricidad. 

Hazte con una batería externa al mejor precio en Amazon

Los investigadores consideran que otros colorantes BODIPY con similares características también resultarán eficaces, y creen que el material supondrá un gran avance para el almacenamiento de energía en baterías de flujo.

[Fuente: New Atlas]