Este nuevo triciclo autónomo promete ser el rey de las calles

Este nuevo triciclo autónomo promete ser el rey de las calles

Recientemente veíamos como Madrid activaba un estricto protocolo de contaminación a causa de los altos niveles de dióxido de nitrógeno en la atmósfera de la ciudad.

Y es que, la contaminación provocada por la alta densidad de tráfico y fábricas en las ciudades es uno de los principales causantes de la degradación medioambiental de nuestro planeta.

Por suerte, poco a poco la concienciación acerca de esta problemática crece y son muchos los que se atreven a dar soluciones, cuanto menos, interesantes. Hemos visto coches autónomos y bicicletas eléctricas y ahora es el turno de un curioso triciclo.

Ryan Chin, científico de investigación en el Media Lab del MIT, está especializado en “soñar” con soluciones en referencia a mejorar el transporte urbano.

Su último invento, un vehículo eléctrico de tres ruedas, intenta hacerse un hueco bajo tres de las grandes principios urbanos actuales: autonomía, intercambio de vehículos y electrificación.

Este triciclo inteligente formado está formado por un escudo de fibra de carbono en su exterior, así como un toldo plegable y un motor de 250 vatios.

Su creador afirma que se trata de una autonomía “persuasiva”, pues está diseñado para persuadir a los usuarios a modificar sus comportamientos de movilidad en las ciudades.

Tiene una velocidad máxima de 12 millas por hora, lo que equivale a unos 20 km/h aproximadamente y se mueve en los carriles para bicicletas.

Permite, además, no sólo el transporte de personas, sino que gracias a unos sensores y su inteligencia facilita el transporte de paquetes.

Policía de Mountain View detiene al coche autónomo de Google

Chin, su creador, afirma que las en muchas grandes ciudades, particularmente en Asia, los carriles bici podrían no estar lo suficientemente adaptados para este tipo de vehículos y además, las condiciones climáticas no favorecen mucho.

En cualquier caso la creación de este triciclo eléctrico es una interesante propuesta que por lo menos, merece la pena seguirla de cerca.

[Fuente: MIT Tech Review]