Exoesqueleto controlado por la mente debutará en el Mundial

Exoesqueleto hará su debut en el mundial de fútbol

El próximo 12 de junio, en el estadio Arena Corinthians en Sao Paulo, Brasil, será una fecha histórica. Después de todo, señala el día del acto de inauguración de la mayor competición internacional de fútbol, la Copa del Mundo

Pero además de dar inicio a un mes de puro fútbol, hay algo más. Y es que la ceremonia de apertura del mundial también será el debut de tecnología de punta: un exoesqueleto controlado con la mente que permitiría que una persona previamente paralizada vuelva a caminar.

El exoesqueleto que será presentado fue desarrollado por un equipo internacional de científicos, y representa la culminación de más de 10 años de trabajo y esfuerzo por parte del doctor Miguel Nicolelis, un neurocientífico brasileño que tiene su sede en la Universidad de Duke en Carolina del Norte.

Una gorra colocada en la cabeza del paciente recoge las señales cerebrales y las retransmite a un ordenador en la mochila del exoesqueleto que decodifica las señales y las envía a las piernas. El traje robótico está propulsado por un sistema hidráulico y una batería en la mochila permite hasta dos horas de uso.

"La idea básica es que estamos grabando desde el cerebro y después esa señal está siendo traducida a comandos para que el robot comience a moverse ", explicó el doctor Gordon Cheng, de la Universidad Técnica de Munich, que ha estado trabajando con Nicolelis y demás investigadores en Francia, en la construcción del exoesqueleto, según la BBC.

"Exosuit" impreso en 3D permite a parapléjica caminar.

Desde noviembre, Nicolelis ha estado trabajando con ocho pacientes en un laboratorio en Sao Paulo, desatando un debate en los medios de si uno de ellos se levantará de su silla de ruedas para dar la primera patada al balón en el mundial.

En caso de que todo vaya según lo previsto, el traje robótico debería funcionar sin ningún tipo de inconveniente frente a una audiencia en vivo de 70.000 personas, sin contar con una audiencia global que podría sumar los miles de millones.

Por lo visto, el campo de exoesqueletos diseñados para ayudar a la humanidad parece tener un futuro brillante. Sólo es cosa de ver si el costo total puede ser reducido de modo que un traje de estos sea lo suficientemente asequible para ser adquiridos por las personas que más los necesiten.