Foodini: la primera impresora de comida 3D española

Para que su ajetreada vida se algo menos complicada, la empresa española, con sede en Barcelona, Natural Machines ha desarrollado Foodini, la primera impresora 3D capaz de imprimir comida. El nuevo dispositivo permite “imprimir” una amplia variedad de platos, desde pizza hasta pasteles, pasando por la pasta fresca o el chocolate. Lo realmente revolucionario de esta impresora 3D de comida es su capacidad de crea los alimentos por capas, gracias a las seis cápsulas para ingredientes que incorpora. Sólo debemos seleccionar el diseño en su panel de control e indicar los ingredientes para que Foodini se ponga manos a la obra. Incluso, dispone de la opción de programar la hora de inicio para que, por ejemplo, nuestra comida nos esté esperando al llegar a casa del trabajo.

Aunque suena realmente sugerente, Foodini todavía tiene sus inconvenientes. El principal es que en paradójicamente la impresora 3D de comida, no cocina nada, simplemente combina los ingredientes almacenados en las cápsulas y únicamente cuenta con un sistema calefactor que permite calentar la comida durante todo el proceso de impresión y mantener la temperatura una vez finalizado.

Es decir, la calidad de la comida depende únicamente de los ingredientes, y nuestra pericia al combinarlos. Otros factores determinantes para el buen gusto de un plato, como los tiempos de cocción o esos pequeños toques maestros de todo buen cocinero no están presentes en esta primera impresora 3D de comida. Los responsables de la compañía española son conscientes de ello y parece que –al menos de momento­– no quieren competir con la comida de la abuela, pero si posicionarse como una alternativa de calidad frente a los platos precocinados o congelados.

Pensada para familiar y restaurantes, los geeks amantes de la buena mesa tendrán que esperar a mediados de 2014 para hacerse con su Foodini. Su precio estimado será de unos 1.000 euros, al que habrá  que sumar el precio de las cápsulas con ingredientes. ¿Qué te parece, te ves en un futuro próximo imprimiendo tu propia comida?