Google compra fabricante de drones solares Titan Aerospace

dron energía solar Titan Aerospace

Google ha comprado al fabricante de drones de energía solar Titan Aerospace, una startup que está desarrollando aviones no tripulados que podrían volar sin escalas durante años. Google podría aplicar esta tecnología para recopilar imágenes y ofrecer acceso online en áreas remotas.

Titán ya había estado en conversaciones con Facebook a principios de este año, pero Google ofreció superar cualquier oferta de Facebook, según una fuente de WSJ. Facebook posteriormente acordó pagar 20 millones de dólares por Ascenta, una compañía aeroespacial con sede en Reino Unido, que también trabaja en los vehículos aéreos no tripulados con energía solar.

Los fabricantes de drones están en la vanguardia de una tecnología prometedora, pero en gran parte no probada, para el acceso a Internet en las partes del mundo innacesibles. Sin embargo, los observadores de la industria dicen que todavía hay desafíos técnicos que superar. Incluso Amazon.com que está desarrollando vehículos aéreos menos sofisticados, dice que sus aviones no tripulados necesitan cuatro o cinco años antes de su uso regular.

Titan y sus cerca de 20 empleados se quedarán en Nuevo México y la compañía continuará siendo dirigida por el actual presidente ejecutivo Vern Raburn, un veterano de la tecnología que anteriormente dirigió Symantec y la división de productos de consumo de Microsoft. La compañía aeroespacial ha confirmado su venta a Google en su página web.

Google ha dicho que Titan trabajará en estrecha colaboración con su Proyecto Loon, con el que están construyendo grandes globos que envían señal de Internet a zonas del mundo que actualmente no están en línea. Titan también podría trabajar con Makani, otro proyecto de Google en fase inicial que está desarrollando una turbina de aire con la que esperan generar electricidad de manera eficiente.

Titan ha dicho que sus aviones no tripulados podrían recopilar en tiempo real imágenes de alta resolución de la Tierra, llevar otros sensores atmosféricos y dar soporte a los servicios de voz y datos. Ese tipo de tecnología podría ayudar a los negocios de Google, como a su división Maps. "Todavía es pronto, pero los satélites atmosféricos podría ayudar a llevar el acceso a Internet a millones de personas, y ayudar a resolver otros problemas, incluyendo el alivio de desastres y daños ambientales como la deforestación", ha declarado un portavoz de Google en un comunicado.

El potencial de servicio de Internet suministrado desde aviones no tripulados de gran altitud o globos se presume grande, lo que sería la razón para que Google y Facebook persigan esta tecnología. "Si son capaces de superar el reto técnico, se podrían construir redes privadas que ofreciesen Internet y banda ancha inalámbrica valoradas en miles de millones de dólares", asegura Patrick Egan, experto en drones.

Facebook y Google podrían llegar a millones de nuevos clientes para sus servicios, y también podrían vender su ancho de banda a otros proveedores. La mayor oportunidad puede estar en el mundo en desarrollo, donde Google y Facebook están luchando para ser el primer punto de contacto.