Skip to main content

Harvard diseña un robot que enseña programación a los niños

robot para aprender programacion

20/04/2016 - 20:49

Investigadores del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard han diseñado Root, un simpático robot para enseñar programación a los niños de una forma lúdica.

En los últimos años, los juguetes tecnológicos se están perfilando como una alternativa muy interesante y efectiva para que los niños se inicien en los conceptos de la codificación, la informática y la robótica. 

Hasta ahora os hemos presentado infinidad de modelos de muchas formas, tamaños, funcionalidades y materiales, y hoy vamos a hablaros de Root. Se trata de un simpático robot diseñado por un equipo de investigadores del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard, cuyo cometido consiste en enseñar programación a los niños de una forma lúdica, amena y divertida. 

Estos científicos consideran que la educación en estas especialidades se ha quedado atrás en el progreso tecnológico. Con el desarrollo de esta propuesta, el equipo tiene la intención de mejorar la enseñanza de la computación y favorecer la alfabetización digital de los alumnos. 

Root es una iniciativa que aprovecha el potencial de los robots como herramienta de aprendizaje para que los niños puedan interiorizar nociones de programación, informática y robótica desde una edad temprana. Tiene forma hexagonal y un tamaño pequeño para que se pueda coger y manejar con la mano.

El comportamiento del androide se puede programar mediante una app que de momento está disponible para el iPad. La herramienta ha sido diseñada para ser lo más intuitiva y accesible posible, de forma que su manejo no difiere mucho del uso de cualquier otra aplicación para la tablet. La interfaz soporta codificación multinivel y los programas escritos se ejecutan en tiempo real sin necesidad de compilar. 

Los cuatro mejores juguetes robóticos para aprender a programar

Root se puede utilizar en cualquier aula y está pensado para desplazarse sobre una pizarra magnética blanca, aunque también puede desplazarse sin problema en cualquier superficie plana, como una mesa o el suelo. Integra varios sensores, como un acelerómetro y un giroscopio, para poder articular sus movimientos.

El equipo se encuentra ahora trabajando en la implementación de Root en los planes de estudio y espera que muy pronto el robot pueda estar enseñando programación en las aulas. 

Ver ahora: