Skip to main content

Holovect, un proyector holográfico 3D de verdad

Proyector holografico 3d

22/01/2016 - 22:56

Holovect es un proyector holográfico de visualización volumétrica que, a diferencia de otras soluciones que reflejan la luz, sí genera proyecciones reales en 3D.

La mayoría de hologramas que vemos en la actualidad, en realidad no se tratan de verdaderas imágenes volumétricas, sino de imitaciones producidas a partir de la reflexión de las imágenes de una pantalla sobre una superficie plástica. Por tanto, ninguna de ellas son verdaderas proyecciones en 3D como las que se pueden ver en películas como Star Wars

Javier Ruiz-Ávila, un físico óptico especializado en la ciencia del láser y sistemas de resonancia estocástica, ha desarrollado Holovect (Holographic Vector Display), un proyector holográfico de visualización volumétrica que sí que tiene la capacidad de generar proyecciones reales en 3D. 

A diferencia de las soluciones que proyectan las imágenes, este dispositivo utiliza un láser para dibujar en el aire con la luz. Las imágenes las puede visualizar un conjunto de espectadores desde múltiples ángulos, y son interactivas y personalizables. 

Holovect integra un láser de color verde que es el encargado de dar la forma a los contenidos. Para proyectar las imágenes en 3D, el láser dirige un haz de luz concentrada a un área de aire reflexivo y carga los diseños personalizados desde un pendrive que se introduce en el aparato. 

Con esta tecnología se pueden crear paisajes, escenarios, personajes y todo tipo de diseños que se muevan y que cambien, haciendo posible que cobren vida. Ruiz-Ávila está seguro de que los proyectores holográficos de visualización volumétrica en 3D son el futuro de las comunicaciones. 

Te enseñamos a crear hologramas fácilmente con tu móvil

El investigador lanzó el pasado mes de diciembre una campaña en KickStarter para buscar financiación con la que iniciar la producción de Holovect. Sin embargo, su objetivo económico era muy elevado (350.000 dólares) y el precio del dispositivo tampoco era accesible para todos los bolsillos (700 dólares), de manera que no consiguió salir adelante.

Ruiz-Ávila no se ha dado por vencido y ahora está trabajando en otro prototipo mejorado que puede mostrar imágenes a todo color. 

Ver ahora: