Instalan balizas en los autobuses para guiar a los ciegos

Instalan balizas en los autobuses para guiar a los ciegos

La empresa Onyx Beacon, en colaboración con el operador de transporte público RATB y con la asociación de discapacitados visuales Tandem, ha lanzado el proyecto Smart Public Transport, una iniciativa con la que pretende crear una red de transporte público inteligente que permita orientar a los ciegos cuando lo utilicen.

Para poner en marcha este proyecto, Onyx Beacon ha instalado ya 40 balizas iBeacon en las líneas de autobús de Bucarest, y continuará dotando a más vehículos hasta completar los 500 dispositivos que compondrán la red final, según determina el programa.

Para ofrecer el servicio de guía, la compañía ha utilizado unidades de hardware Bluetooth Low Energy y utiliza una aplicación basada en la nube para que las balizas se comuniquen con eficacia y de manera interactiva con los dispositivos móviles, con versiones para iOS y Android. 

Los discapacitados visuales que utilicen un autobús equipado con iBeacons no necesitarán la ayuda de ningún acompañante ni de otros pasajeros, ya que las balizas enviarán a sus teléfonos móviles toda la información que necesitan para moverse sin ningún problema en el transporte público.

Las personas que lo necesiten recibirán notificaciones multimedia en su smartphone que les guiarán tanto para subir al vehículo como para abandonarlo. Los avisos se llevan a cabo a través de una señal acústica, y la aplicación de voz en off en el teléfono lee al usuario el texto que contiene la alerta.

Además, la app también permite configurar rutas personalizadas dentro de la infraestructura de transporte público de Bucarest para que los discapacitados visuales puedan también hacer trasbordos con seguridad. 

Llegan las balizas informativas, ¿para qué sirven?

La plataforma que ha desarrollado Onyx Beacon es la primera dedicada a la guía en el transporte público que supera la fase experimental. Se han dado otros ejemplos, como en el metro de la ciudad de Londres, pero ese proyecto no ha pasado de la fase de pruebas. 

Veremos cómo evoluciona esta primera fase piloto y esperamos que su aplicación se pueda extender pronto a la red de transporte público de otros países, ya que se trata de una iniciativa muy útil e interesante. 

[Fuente: Onyx Beacon]