Skip to main content

Intel impide el overclocking en la serie no-K Skylake

Overclocking en Intel no-K Skylake

09/02/2016 - 09:29

La compañía lanza una actualización para los chips no-K que impedirá que los aficionados a esta práctica aumenten el valor bclock de los procesadores.

Intel Corporation ha lanzado una actualización oficial para los procesadores no-K Skylake que impide totalmente el overclocking. Si bien la compañía había atendido hasta ahora las necesidades de los aficionados a esta práctica, que consiste en llevar hasta el límite el rendimiento de los chips de un ordenador, a partir de ahora los usuarios no serán capaces de aumentar el valor bclock en un procesador no-K.

Esta serie de chips de Intel era la favorita de muchos overclockers por su precio significativamente menor que otros procesadores de Intel, como el Core i7 6700K. Durante el último par de meses, los fabricantes de placas base habían logrado ajustar las actualizaciones de la BIOS para facilitar esta práctica, pero la decisión del fabricante de microprocesadores blinda la velocidad de reloj de los no-K Skylake.

Respecto a este cambio de rumbo, un representante de Intel dijo “Intel publica periódicamente actualizaciones para nuestros procesadores, que nuestros socios incorporan voluntariamente a sus BIOS. La última actualización proporcionada incluye, entre otras cosas, [código que impide el] overclocking sobre procesadores que no han sido diseñados para ello. Además, Intel tampoco garantiza el funcionamiento del procesador más allá de sus especificaciones”.

Overclocker alcanza 6GHz con un Intel i7-5960X

Por otra parte, los propietarios de los chips de la serie no-K Skylake pueden evitar estas limitaciones saltándose la nueva actualización. Aunque Intel es el primer fabricante de chips que cierra las puertas al overclocking activamente, se espera que otras compañías del mercado de los procesadores hagan lo mismo en las próximas semanas.

Cómo mejorar el rendimiento de tu equipo sin formatear

Practicar overclocking con un procesador no-K puede afectar negativamente a la vida útil de este componente electrónico, pero la decisión de Intel fuerza a los usuarios a comprar chip más caros. Dado que la garantía oficial no cubre los daños causados por esta práctica, también se prevé un aumento en las ventas de los planes de protección de la CPU. El fabricante de chips vende un “Performance Tuning Protection Plan” para los procesadores i5 e i7 por un precio que oscila entre los 20 dólares y los 35 dependiendo del modelo. 

Ver ahora:

Te recomendamos