Intel potencia la nube con los Xeon E5 v4 y SSDs con 3D NAND

Nuevos Xeon E5 v4 y SSD con 3D NAND

Los negocios en el siglo XXI necesitan la máxima flexibilidad y la elección de un modelo de desarrollo en la nube es fundamental para ofrecer la innovación que se necesita mientras que se mantiene la estrategia de la empresa.

A pesar de la disposición de las empresas a invertir en estas modernas soluciones SDI (Software-Defined Infrasctructure), lo cierto es que encontrar el modo de hacerlo por si mismas se vuelve complejo y requiere mucho tiempo para su implementación. Para facilitar esta conversión al mundo digital Intel nos presenta nuevos productos y tecnologías con las que se pueden conseguir nubes más escalables para que las empresas puedan desplegar sus servicios de una manera más rápida y eficaz sin perjudicar su negocio.

En primer lugar nos traen la nueva familia de procesadores Intel Xeon E5-2600 v4, que suponen una nueva vuelta de tuerca a su gama profesional de cpus. Estos están fabricados en 14 nm, y ofrecen algunas de las tecnologías clave para el SDI como por ejemplo el Intel Resource Director Technology, que permite a los clientes migrar a soluciones SDI basadas en la nube completamente automatizadas con un gran control sobre los recursos que se están compartiendo, como puede ser la memoria principal o el cache del procesador.

Cientificos crean el primer superordenador biológico

Además, tenemos una mejora de rendimiento de un 20% a igualdad de frecuencia de reloj. Además la velocidad soportada de la memoria aumenta y gracias a la reducción del tamaño en el proceso de fabricación es posible llegar hasta los 22 cores y 44 hilos de ejecución con el procesador E5-2699 v4. A nivel de seguridad, también se incluyen mejoras como el aislamiento de la carga de trabajo, o una encriptación más rápida, obteniendo una protección de la información más efectiva.

Servidores Cloud

Si hablamos de los SSD, se han presentado 4 familias diferentes. Con las series Intel SSD DC P3320 y P3520, se presenta por fin el primer producto en colaboración con Micron que utiliza la 3D NAND, consiguiendo una mayor densidad para ofrecer soluciones más eficientes y de mayor capacidad.

Por otro lado nos encontramos con las familias Intel SSD DC D3700 y D3600 con las que presentan el primer SSD con puerto dual PCI de Intel que utiliza la tecnología NVMe. Gracias a ese doble puerto redundante se consigue una mayor tolerancia frente a fallos críticos, de la misma manera que conseguimos con un RAID 1. Todo ello, ofreciendo un rendimiento hasta 6 veces superior al de las actuales unidades SAS con la serie D3700.