Skip to main content

Joven consigue 100.000$ en Bitcoin y lanza su propia empresa

invierte 1.000$ en Bitcoin, consigue 100.000 y lanza su propia empresa
user

12/06/2014 - 13:33

Erik Finman es un joven empresario de 15 años de Idaho, EE.UU. que tiene a su cargo a nada menos que 20 empleados en botangle.comSu abuela le dió 1.000$ que invirtió en 2012 en BitcoinA los pocos meses esa inversión alcanzó los 100.000 dólares que acabó invirtiendo en la Startup de la que es CEO

Erik Finman es un joven empresario de 15 años de Idaho, EE.UU. que tiene a su cargo a nada menos que 20 empleados en botangle.com, un proyecto al que él mismo dió forma. 

Botangle es una compañía que se presenta como una plataforma donde dar clases particulares de cualquier tema susceptible de ser enseñado. En esta empresa con dominio en Internet se cobra por horas.

Pero si sorprende que un joven de tan sólo 15 años sea el fundador de una exitosa empresa con 20 personas a su cargo, más lo hace saber la forma en la que llegó a ser lo que es.

Todo empieza en el año 2012 cuando la abuela de Erik Finman le entrega al susodicho un sobre con dinero ahorrado durant eun largo periodo de tiempo. Ese sobre contenía 1.000 dólares

¿Sabes qué es Bitcoin? esto es todo lo que debes saber de esta moneda virtual

Cabría pensar que un joven de su edad iría corriendo a la tienda más cerca para comprar una tabla de skate o una videoconsola.

Pero el joven Finman ya tenía pensado inteligentemente dónde invertir ese dinero. 

Los 1.000 dólares fueron convertidos a Bitcoins, una extraña moneda intangible que no todo el mundo conocía por aquel entonces.

Pocos meses después la sorpresa se tornó mayúscula al ver que esos 1.000 dólares se habían convertido en 100.000 tras su inversión en una pequeña Startup llamada Botangle. 

Además este astuto joven lleva a cabo prácticas de facturación vistas en grandes empresas como Apple: retiene el 30% de lo facturado por los profesores en concepto de comisión.

En este caso, recogido por Mashable, Erik Finman concluye revelando una promesa que sus padres le han hecho: "Si me hago millonario antes de los 18 años, no tendré que estudiar en la universidad".

Ver ahora: