Kingii, un salvavidas wearable para la seguridad en el agua

Kingii, un salvavidas wearable para la seguridad en el agua

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 372.000 personas mueren ahogadas cada año. Para ayudar a los bañistas en apuros, una startup con sede en California (EE.UU.) ha desarrollado Kingii, un salvavidas wereable que puede evitar ahogamientos y mejorar la seguridad en el agua gracias a su sistema autoinflable. 

Se trata de un aparato que se coloca en la muñeca mediante una banda y que cuenta con un mecanismo que infla un pequeño salvavidas en caso de que el usuario lo necesite.

El salvavidas es un globo de nylon de color naranja para que pueda verse bien en el agua. Una vez activado sólo tarda un segundo en inflarse, dirigiendo a la superficie a la persona que lo lleva puesto. Su eficacia se ha constatado en las pruebas de producto y está diseñado para aguantar sin problema el peso de un adulto de 124 kilogramos.

La pulsera portátil es recargable, de manera que si el globo ya ha sido utilizado en una emergencia se puede cambiar la carga y volver a usar con normalidad. Además, integra una brújula para que el bañista pueda orientarse mientras está practicando deporte en el mar. 

Este invento resulta especialmente útil para mejorar la seguridad de las personas que van a practicar algún tipo de deporte acuático, así como para que los padres de niños a partir de 6 años estén más tranquilos cuando sus hijos estén en el agua. 

Los desarrolladores de Kingii están buscando financiación a través de una campaña de Indiegogo y ya han sobrepasado con creces su objetivo económico de 65.000 dólares, con una recaudación que de momento va por los 509.000. Se puede adquirir un salvavidas wearable hasta el 30 de julio por un precio desde 79 dólares.

[Fuente: Indiegogo]

Drones socorristas vigilarán algunas playas españolas