LEDs de grafeno de color ajustable para pantallas flexibles

LEDs de grafeno de color ajustable para pantallas flexibles

Un equipo de científicos de la Universidad de Tsinghua en Pekín (China) ha desarrollado unas luces LED a base de grafeno que se caracterizan por que su color es completamente ajustable, una característica que resulta muy atractiva para las pantallas flexibles

En su estudio, los investigadores han demostrado que la luz LED se puede configurar para emitir diferentes colores de luz que abarcan casi todo el espectro visible: desde el azul, con una longitud de onda de 450 nm, hasta el rojo, cuya longitud de onda es de 750 nm. 

Ajustar el color es posible gracias al grafeno que integra el diodo. Para fabricar el LED se emplean dos formas de este material, que son el óxido de grafeno que se produce a partir del grafito, y una reducción de óxido de grafeno, que es una forma más pura del compuesto. Esta combinación tiene la capacidad de producir energía y es lo que hace posible la selección del tono de la luz.

Los investigadores consideran que este descubrimiento es especialmente importante para las pantallas y lámparas LED, dado que ahora pueden mejorar su calidad. Además, gracias a que una de las cualidades del grafeno es la elasticidad, se podrán desarrollar monitores flexibles que cubran todo el espectro visible. 

"Los LEDs convencionales sólo emiten una luz de longitud de onda fija, y por lo tanto las tecnologías de visualización requieren una mezcla de LEDs rojos, verdes, y azules. Si se utiliza un LED de color sintonizable basado en grafeno, se pueden fabricar de una manera muy simple las pantallas flexibles a todo color. Una amplia gama de electrónica de consumo y de aplicaciones médicas puede beneficiarse de esta tecnología", afirma el profesor Tian Ling-Ren, director de la investigación.

Los científicos continúan trabajando en el LED de grafeno y esperan poder optimizar su eficiencia, que es uno de los aspectos en los que necesita mejorar. Confían en que el producto pueda estar listo para su producción industrial en aproximadamente dos años.

[Fuente: Phys.org]

Todo sobre el grafeno: ¿la gallina de los huevos de oro?