Lenovo compra negocio de servidores de IBM por 2300 millones

Lenovo compra el negocio de servidores de IBM por 2.300 millones de dólares

La compañía con sede en Pekin, Lenovo, continúa su ascensión imparable, que comenzó hace una década. Actualmente es el mayor fabricante de ordenadores del mundo.

Tras un año de negociaciones, el diario New York Times anuncia que Lenovo ha comprado el negocio de servidores de gama baja de IBM, por un montante que ronda los 2.300 millones de dólares, lejos de los 4.000 millones que pedía IBM, en un principio.

2.000 millones de dólares serán en efectivo, y el resto en acciones del comprador.

Además, Lenovo ha ofrecido empleo a 7.500 empleados de IBM en Estados Unidos y China, para que se unan a la compañía. Básicamente son los que trabajan en dicha división de servidores.

Lenovo compra servidores IBM

El gigante chino ha adquirido toda la división de IBM relacionada con los servidores x86. Esta sección produce unos ingresos de 5.000 millones de dólares al año, pero IBM quiere dejar de ser un fabricante de hardware, y poco a poco se está convirtiendo en una compañía de sofware para empresas, y almacenamiento en la nube.

No es la primera vez que Lenovo adquiere parte de IBM. Ya en 1995 compró la división de portátiles ThinkPad por 1.750 millones de dólares.

Desde entonces la presencia de Lenovo en el mercado de los ordenadores personales ha crecido año a año, especialmente en el apartado de portátiles, hasta el punto de que ha superado a Dell y HP en ventas, para convertirse en la primera marca mundial.

Sin embargo, siguiendo la tendencia general del PC estos últimos años, sus ingresos en esta segmento han bajado. Por eso esta compra de los servidores de IBM, que tienen unos ingresos de 5.000 millones al año, se interpreta como un refuerzo de su división de ordenadores.

Lenovo presenta nuevos ordenadores portátiles y de sobremesa

Al mismo tiempo, Lenovo está ampliando su catálogo de smartphones y tablets. Recientemente ha presentado en España su tablet Lenovo Yoga Tablet (Análisis), y ya es el segundo fabricante de smartphones de China, tras Samsung.

[Fuente: New York Times]