Lockheed Martin muestra todoterrenos militares sin conductor

Lockheed Martin presenta camiones y todoterrenos militares autonómos sin conductor, para convoyes de transporte

El Centro de Investigación e Ingeniería del Ejército Americano se ha aliado con el fabricante de vehículos militares Lockheed Martin para desarrollar el proyecto AMAS (Autonomous Mobility Apliqué System), cuyo objetivo es fabricar camiones y todoterrenos autónomos, sin conductor.

Su primera aplicación será usarlos en convoyes militares de transporte de suministros, que suelen ser blanco fácil de los ataques enemigos en emboscadas, o mediante el uso de minas o misiles teledirigidos.

Todoterreno autónomo sin conductor

Un porcentaje importante de los soldados que mueren en conflictos bélicos lo hacen en labores de transporte de material, alimentos o ayuda humanitaria, o durante las patrullas.

Los camiones y todoterrenos sin conductor podrán realizar estas tareas sin poner en peligro la vida de los soldados.

Lockheed Martin ya ha realizado pruebas en situaciones reales de transporte de material con todoterrenos sin conductor:

Todoterreno autónomo sin conductor

También dispone de un sistema similar para camiones militares. Ya se usa en convoyes tripulados como un método complementario para que el conductor descanse de vez en cuando, pues no interfiere con la conducción manual.

Puedes verlo en funcionamiento en estos vídeos:

Un coche autónomo de Google, gratis, para ir de compras

Los sensores incorporados al sistema AMAS que permiten detectar obstáculos, también se usan para avisar al conductor de un ataque potencial.

Tal como se puede ver, los vehículos son capaces de adaptarse al tráfico cambiante, así como maniobrar en zonas urbanas y complicadas.

El sistema está ideado para que pueda instalarse en cualquier marca de vehículo a bajo coste, y sólo requiere una hora de entrenamiento para aprender a usarlo junto con la conducción manual.

Caminamos hacia un futuro no demasiado lejano en donde las guerras se librarán sin soldados: con drones, robots, y vehículos sin conductor. Incluso Google ha comprado una empresa especializada en robots militares de aspecto terrorífico.

Un ejemplo más de que, en ocasiones, la ciencia-ficción puede acabar haciéndose realidad...

[Fuente: Digital Trends]