Skip to main content

El material más caro del mundo revolucionará el coche autónomo

El material más caro del mundo revolucionará el coche autónomo

10/12/2015 - 22:36

En la Universidad de Oxford han creado el material más caro del mundo, que vale 138,5 millones de euros por gramo. Puede revolucionar los coches autónomos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford ha desarrollado un material llamado endohedral fullerene, que es en la actualidad el compuesto más caro del planeta con un precio de 100 millones de libras por gramo, que vienen a ser unos 138,5 millones de euros al cambio. 

El endohedral fullerene se trata de un material que está compuesto por 60 átomos de carbono que tienen una estructura en forma de jaula, y en su interior contiene a su vez átomos de nitrógeno.

El material está siendo producido por Designer Carbon Materials, una compañía que nació en la Universidad de Oxford. Se utiliza para la fabricación de un reloj atómico que podría ser el sistema de cronometraje más preciso del mundo, ya que tiene la capacidad de medir la posición a través del GPS con una precisión sin precedentes: tan sólo un milímetro.

En la actualidad, los sistemas de navegación más potentes tienen una precisión de entre uno y cinco metros, de manera que los relojes atómicos fabricados con este material pueden suponer una verdadera revolución especialmente para los coches autónomos, que podrían controlarse con una precisión milimétrica

El primer coche autónomo en España viaja de Vigo a Madrid

El endohedral fullerene, además, permite miniaturizar los relojes atómicos, que en la actualidad son del tamaño de una habitación, según explica Kyriakos Porfyrakis, uno de los desarrolladores del compuesto millonario. "Imagina que tu smartphone llevase un reloj atómico diminuto. Esta será la próxima revolución para los móviles", asegura el investigador. 

El equipo señala que el material puede tener muchas más aplicaciones. Sin embargo, parece que el precio desorbitado que tiene el material no va a permitir que se aplique de manera masiva en la fabricación de ningún dispositivo.

De momento sólo se han vendido 200 microgramos del material más caro del mundo, y el comprador tuvo que pagar 22.000 libras por tan ínfima cantidad, unos 30.500 euros. 

[Fuente: The Telegraph]

Ver ahora:

Te recomendamos