Material que se arregla solo para naves espaciales y coches

Material que se arregla solo para naves espaciales y coches

En el mundo actual en el que la tecnología avanza a una velocidad vertiginosa, que la realidad supere a la ficción es algo a lo que estamos más que acostumbrados. Uno de tantos ejemplos lo tenemos en el monopatín volador que Marty McFly montaba en Regreso al futuro II: cuando se estrenó la película era un aparato imposible y hoy en día Lexus ha demostrado que el hoverboard es una realidad. 

Del mismo modo, la propiedad de autoreparación del T-1000 de Terminator II podía parecernos fascinante e inalcanzable. Sin embargo, un equipo de investigadores financiado por la NASA ha desarrollado un material que se puede arreglar a sí mismo y ha sido especialmente concebido para su uso en naves espaciales, aunque se puede aplicar también a la industria automovilística y a otros sectores.

Según informa la American Chemical Society en un comunicado, este nuevo material está compuesto por dos capas de polímero sólido que en su interior contienen un líquido reactivo. En caso de que las capas sólidas sufran una rotura, este líquido se libera y sus ingredientes reaccionan formando rápidamente un tapón sólido. En el siguiente vídeo puedes ver un ejemplo de su funcionamiento. 

Para los ensayos, los investigadores dispararon una bala contra el material para comprobar la eficacia y rapidez de la autoreparación. Como puedes ver en el vídeo, el compuesto tarda menos de un segundo en arreglar el agujero causado por el impacto del proyectil. 

Los estudios relacionados con este nuevo material se iniciaron con el fin de mejorar todavía más la seguridad de los astronautas de la Estación Espacial Internacional, ya que este elemento supone una defensa adicional en caso de que las paredes se perforen. Sin embargo, puede tener muchas más aplicaciones y resultar muy útil en otros sectores, por ejemplo para mejorar la seguridad de los coches u optimizar las estructuras de las casas. 

[Fuente: American Chemical Society]

Crean un circuito eléctrico que se puede reparar a sí mismo