Skip to main content

Los McLaren F1 necesitan un Compaq de los 90 para funcionar

Los McLaren F1 necesitan un Compaq de los 90 para funcionar

05/05/2016 - 09:37

Los McLaren F1 y F1s son los coches deportivos más rápidos del mundo. Su potencia y velocidad sin igual los han convertido en toda una referencia para los amantes de los coches despampanantes. Ahora también lo serán para los geeks, ya que se ha descubierto que McLaren aún usa un portátil Compaq de los 90 para hacer funcionar sus F1.

Puede parecer descabellado, pero no lo es tanto. Todo se reduce a un problema muy común en el mundo de la informática, como es un problema de compatibilidad. Los McLaren F1 llevan circulando desde los años 90, y el software y hardware necesarios para su fabricación y configuración no se han actualizado desde entonces.

Los materiales de los que están fabricados estos coches deportivos de lujo -fibra de carbono, por ejemplo- son los mejores del mercado. Ya lo eran cuando comenzaron a producirse, allá por 1992. Sin embargo la tecnología sí que ha evolucionado y mucho en los últimos veinte años, lo que ha dejado los chips que equipan los McLaren F1 totalmente obsoletos.

Por ello, para configurar los 100 coches de este modelo que aún siguen en activo, la compañía británica necesita un portátil compatible. El elegido es el Compaq LTE 5280, un ordenador que utiliza MS-DOS y un procesador Intel 8086, el único en el que se puede insertar la tarjeta que utilizan los McLaren F1.

Pasadas ya dos décadas desde la salida al mercado de estos Compaq, encontrarlos se está volviendo cada vez más difícil, por no hablar de los achaques de la edad que sufren los que McLaren tiene en su poder. Por eso ya trabajan en mejoras para los F1 y F1s que permitan trabajar con ellos desde ordenadores modernos.

Cinco tecnologías obsoletas que seguimos utilizando

El caso de McLaren y sus obsoletos portátiles Compaq es un ejemplo del vertiginoso desarrollo de la tecnología. En muy pocos años cualquier nuevo dispositivo puede quedar totalmente desfasado e inservible.

Si estuviéramos hablando de cualquier otro producto, sus propietarios y fabricantes ya lo habrían dejado de lado por otro nuevo, pero no es el caso de los McLaren F1, cuyo precio en subastas se ha disparado hasta alcanzar cifras astronómicas de varios millones de euros.

Además, conforme pasan los años se convierten aún más en objeto de coleccionismo, lo que hace que sean más caros, obligando a la compañía a prestarles un mantenimiento más detallado.

[Fuente: Jalopnik]

Ver ahora: