Microsoft creará unas gafas que detecten sentimientos humanos

Microsoft creará unas gafas que detecten sentimientos humanos

Microsoft ha obtenido el visto bueno para una nueva patente, unas gafas que estarían preparadas para detectar los sentimientos y emociones de aquellas personas que se encuentren en el campo de visión del usuario que las lleve puestas.

Se trata de un sistema de detección de emociones, mediante el cual, cualquier usuario que utilice estas gafas de Microsoft podrá saber cómo se siente la gente de su alrededor.

Si realmente la empresa de Redmond se lanza a su fabricación, Microsoft podría revolucionar de una vez por todas el universo de las gafas inteligentes

Las gafas que detectan sentimientos humanos, según hemos podido ver en la patente, irían acopladas a la cabeza y estarían formadas por unos sensores capaces de registrar los comportamientos faciales de los usuarios que se encuentren dentro del campo de visión.

Gafas microsoft sentimientos humanos

Además, este dispositivo no sólo analizará la expresión facial de los individuos sino que gracias a sus sensores, también será capaz de interpretar los comportamientos visuales y auditivos de la gente de alrededor, para poder establecer conclusiones mucho más certeras.

La compañía de Redmond pretende la creación de un dispositivo capaz de saber si, por ejemplo, hay tristeza detrás de alguien que esboza una enorme sonrisa. La tecnología que estas gafas necesitan para entender cada expresión no se ha filtrado, pero nos da una ligera idea de la clase de dispositivos al que es posible que nos enfrentemos en un futuro.

Conduce tu Mini con las gafas de realidad aumentada

"Durante las interacciones, el dispositivo reconocerá los estados emocionales de los sujetos mediante una gran base de datos de recursos humanos; gestos, expresiones, postura y la voz. Una vez que el dispositivo ha analizado cada uno, le ofrece su análisis exhaustivo y certero al usuario a través del cristal de estas gafas".

Si finalmente este dispositivo terminara llevándose a cabo, nuestra vida privada podría verse más comprometida en la Red, ya que, por el momento, las emociones todavía son una algo privado y difíciles de detectar en las Red, a no ser que las hagamos públicas.

Sin embargo, estas gafas obtendrían estos datos que quedarían registrados en Internet, con lo que podríamos quedar expuestos del todo en una faceta que la tecnología todavía no ha terminado de invadir, los sentimientos humanos.