Militares usan Kinect para vigilar la frontera de Corea

Militares americanos usan Kinect para vigilar la frontera con Corea del Norte

Muchas de las tecnologías que utilizamos hoy en día (sin ir más lejos, Internet), fueron desarrolladas por los militares.

De forma recíproca, las fuerzas armadas también se aprovechan de las tecnologías desarrolladas por los civiles.

Kinect es una cámara con sensores de movimiento que Microsoft desarrolló para su consola Xbox 360.

También es compatible con ordenadores PC. Una versión 2.0, con más definición y mayor potencia de proceso, se incluye en la nueva Xbox One.

Kinect Xbox One

Kinect es capaz de detectar personas e interpretar sus movimientos. Distingue cuando levantas una mano, giras la cabeza, o mueves una pierna. Por eso se utiliza para jugar a juegos sin emplear mandos, usando las manos y los pies para recrear tus movimientos en la pantalla.

Esta es la parte lúdica de Kinect. Si la conectas a un ordenador, las aplicaciones son casi infinitas: desde ver como te sienta una prenda de ropa sin probártela, hasta convertir tu bañera en una pantalla táctil.

O tareas mucho más serias.

Kinect aplicada a la ciencia y la medicina

El programador Jae Kwan Ko le ha encontrado otro uso a Kinect: como cámara fronteriza militar para vigilar la frontera de Corea del Norte:

Kinect vigila la frontera de Corea

Ko vendió está tecnología al ejército americano el pasado mes de agosto, y ya la está utilizando. Según informa The Verge, ha colocado varias cámaras Kinect en la Zona Desmilitarizada entre las dos Coreas, una amplia franja despoblada que separa Corea del Norte de Corea del Sur.

El software militar instalado en esta versión de Kinect es capaz de distinguir animales de personas. Así que puede dejar pasar a un perro o un zorro, pero activará una alarma si lo que detecta es una persona. Todo ello sin necesidad de que un soldado esté continuamente mirando lo que graba la cámara.

Más de un recluta de guardia se lo agradecerá eternamente a Jae Kwan Ko...