Mira - BlueGene/Q: simulando el universo

Mira-BlueGene/Q: simulando el universo

Una de las principales paradojas de la ciencia es que, en muchas ocasiones, una respuesta da lugar a otras muchas preguntas. Un ejemplo claro de ello es el origen del universo: haber llegado, a mitades del siglo XX, a la conclusión de que hace aproximadamente 13.700 millones de años se produjo el Big Bang ha provocado que surgan miles de dudas sobre dicho fenómeno. Y son precisamente esas dudas las que pretende resolver la supercomputadora Mira-BlueGene\Q (sin ninguna relación, que sepamos, con nuestra compañera Fuencisla Mira). Este portentoso dispositivo, ubicado en Argonne, cerca de Chicago, en el DOE/SC/Argonne National Laboratory, se encuentra sumido en una tarea de dimensiones cósmicas (nunca mejor dicho), ya que está intentando reconstruir la historia del universo desde el Big Bang.

Procesar todo ese volumen de información y, lo que es todavía más complejo, despejar todas las incógnitas en esa enorme ecuación que es aún el origen del universo, Mira-BlueGene\Q cuenta con una capacidad de cálculo impresionante: aproximadamente 8.000.000.000 operaciones de cóma flotante (más complejas que las aritméticas normales) por segundo. Para tal fin cuenta con 768.000 núcleos (un PC con 16 ya ofrece un rendimiento formidable), 768 terabytes de memoria RAM y 35 petabytes de capacidad de almacenamiento.

Las pruebas seguramente llevarán bastante tiempo, ya que el sistema tiene que reproducir 13.700 millones de años, intentando averiguar el comportamiento concreto de trillones de partículas, despejando incógnitas al respecto y, lo que es el gran objetivo del proyecto en el que está embarcada la supercomputadora Mira-BlueGene\Q: comprender mejor la materia oscura.