Niño de 5 años hackea Xbox de su padre y juega a sus juegos

Niño de 5 años hackea la cuenta Xbox Live de su padre para jugar a sus juegos

Resulta incomprensible, e inaceptable, que un niño de 5 años haya sido capaz de hackear la cuenta de Xbox Live de su padre, simplemente pulsando un par de botones.

Microsoft lleva años desarrollando la seguridad de Xbox, y se ha gastado millones de dólares... ¿para esto?

Vía el periódico Daily Mail, por medio de un reportaje de la cadena ABC, conocemos a Kristoffer Von Hassel, un angelito de tan sólo 5 años que se divierte jugando a videojuegos.

Niño de 5 años hackea xbox live

Hasta aquí todo más o menos normal, muchos niños juegan a videojuegos adecuados para su edad.

Sin embargo, un día, al elegir un juego nuevo, el sistema Xbox Live le pidió la contraseña parental, porque no era adecuado para su edad. Kristoffer la introdujo al azar, así que fue remitido a la pantalla de verificación de contraseña. Aquí pulsó la tecla Espacio varias veces, después Enter, y la verificación fue eliminada, pudiendo jugar a los juegos para adultos.

Al parecer lo hizo de forma consciente, porque había entrado varias veces.

Según su orgulloso padre, que además es experto en seguridad informática, no es la primera vez que lo hace. Ya rompió la seguridad de un celular con tan sólo un año, simplemente dejando apretado el botón Home, hasta que se anuló la contraseña.

Es posible que se trate de puertas traseras puestas para que los padres puedan entrar si olvidan las contraseñas, pero el hecho de que sean tan fáciles de descubrir por un niño, demuestra que están mal hechas.

Niño de 12 años, condenado por hackear para Anonymous

Puede parecer una anécdota divertida, y sin duda lo es, pero no hay que perder de vista la inaceptable negligencia. ¿Cómo hubiese afectado a este niño de 5 años el visionado de pornografía o de juegos para adultos ultraviolentos, si su padre los hubiese guardado protegidos en su cuenta Xbox Live, o en su celular?

Microsoft ha recompensado a este joven hacker pulsabotones, por descubrir el fallo, con cuatro juegos, un pago de 50 dólares, y un año de suscripción a Xbox Live gratis.