El nuevo USB es tan vulnerable a los virus como el antiguo

Usb tipo c virus

En la presentación del nuevo MacBook vimos la primera aplicación del nuevo USB Type C: reversible, fácil de utilizar y tremendamente versátil. Por supuesto, lo que más gustó a Internet fue el hecho de que se pudiera colocar por ambos lados. 

Por supuesto, aquí no se acaban las ventajas. Mayor velocidad en la transmisión de datos, más capacidad de carga para dispositivos... Como decimos, ya está incluido en el nuevo MacBook, así como en el nuevo Chormebook. Eso sí, para poder utilizar cualquier otro puerto (como HDMI, USB clásico o VGA).

Según parece, efectivamente el USB Type C acabará siendo un estándar de mercado. Por desgracia, aquel fallo que ya se descubrió en el USB clásico, al que se dió en llamar BadUSB. Aquel fallo permitía que el firmware fuese utilizado como puerta para el malware, y en el USB Type C esta vulnerabilidad no sólo sigue presente, sino que incluso se ha ampliado.

Así es el nuevo MacBook de 12 pulgadas con USB Type C

Al parecer, tiene más "superficie de ataque"; según ha explicado Karsten Nohl, uno de los investigadores que descubrieron este tipo de ataque. “No hay una solución para BadUSB a la vista, incluso con el nuevo estándar”. El USB es un estándar abierto construido sobre la compatibilidad y el fácil acceso de terceros, lo que acarrea un grave problema para la seguridad sin visos de solucionarse próximamente.

A efectos prácticos, esto significa que los usuarios de MacBook y Chromebook Pixel están expuestos a lo que se  denomina como un ataque de cargador prestado (‘borrowed charger attack‘). Aunque los nuevos cargadores no tienen el ‘firmware’ necesario para transportar el malware BadUSB, sería fácil para un atacante infectar un dispositivo y el agujero se extendería progresivamente a todos los dispositivos compatibles. Al fin y al cabo, ¿quién no comparte casi a diario un cable USB con otra persona?

Pese a que Apple incluye en todos los cables de alimentación un chip de autenticación para comprobar que el‘firmware’ no ha sido modificado, el puerto sigue siendo vulnerable a los dispositivos más antiguos.

Si ya te has decidido a comprar el último MacBook o el nuevo Chromebook, la mejor protección que evites conectar un dispositivo o cargador que no hayas comprado tú. Pese a todas las ventajas que traen estos puertos adaptados al USB reversible por su rapidez y eficiencia, aún queda mejorar la seguridad para disfrutar de todas las ventajas del USB-C en los portátiles.