Skip to main content

Nvidia presenta su superordenador para coches autónomos

Nvidia Drive PX2, el ordenador para coches autónomos

05/01/2016 - 09:16

La compañía ha anunciado el nuevo Drive PX2, una computadora para vehículos autónomos con capacidad para procesar 24 terabytes por segundo a 8 teraflops.

Nvidia ha presentado una nueva versión actualizada del Drive PX2, su sistema informático para coches autónomos. Según la compañía, en comparación con el modelo anterior, el Drive CX, esta es una máquina mucho más potente capaz de gestionar multitud de información simultáneamente. Lo llaman “superordenador” y tiene el tamaño de un maletín pequeño.

El Drive PX2 cuenta con 12 núcleos que permiten una potencia de cálculo de 8 teraflops y una capacidad de procesamiento de 24 terabytes por segundo. Por otra parte, requiere 250W de energía y un sofisticado sistema de refrigeración líquida, pero la compañía afirma que los fabricantes de automóviles sólo tendrán que conectar la máquina a la refrigeración propia de cada vehículo.

Sistema Drive PX2 de Nvidia para coches autónomos

Esta unidad es capaz de procesar los datos de 12 cámaras de vídeo y multitud de sensores en tiempo real. Según el co-fundador y CEO de Nvidia, Jen-Hsun Huang, el PX2 es tan potente como 150 MacBook Pros. Con sus dos procesadores Tegra de última generación y una GPU basada en Pascal, este sistema informático puede reconocer hasta 2.800 imágenes por segundo utilizando un algoritmo de aprendizaje neuronal basado en la red AlexNet.

El material más caro del mundo revolucionará el coche autónomo

Nvidia quiere que Drive PX2 sea el cerebro informático de todos los coches autónomos como sea posible. Volvo será la primera compañía en instalar estas unidades en sus automóviles y empezarán próximamente con 100 coches de prueba. Audi, Daimler, BMW y Ford también se han asociado con Nvidia para desarrollar y probar su producto.

Como Jen-Hsun Huang mostró durante la presentación, es importante contar con la máxima potencia de procesamiento para que los coches autónomos sean capaces de recopilar e interpretar toda la información de su entorno. En la demostración, Nvidia enseñó cómo el PX2 puede indicar a los conductores si hay otros coches circulando cerca de él. “Pronto no se necesitarán los retrovisores” bromeó el CEO. 

Así se comunicará el coche autónomo de Google con peatones

Desde la compañía han apuntado que la identificación de objetos mediante sensores y la planificación de rutas es sólo el principio de esta tecnología. En el futuro, los coches autónomos deberán funcionar en el mundo real y esto requerirá que puedan reconocer multitud de circunstancias. 

[Fuente:techcrunch]

Ver ahora: