Skip to main content

Nvidia Tesla P100, un nuevo referente en computación por GPU

Nueva Nvidia Tesla P100

06/04/2016 - 12:48

Ya tenemos el primer modelo de producción basado en la arquitectura Pascal de Nvidia. Se trata de la Tesla P100, con 16 GB de memoria y la tecnología NVlink. Su arquitectura con HBM2 le permite tener un ancho de banda superior que le aporta un plus con respecto a sus antecesores y la competencia.

La nueva generación de tarjetas gráficas de Nvidia parece que va haciendo acto de  presencia. Si hace poco se desvelaron las características técnicas del último chip gráfico de Nvidia, con la nueva arquitectura Pascal, ahora presentan una nueva tarjeta gráfica dedicada a la computación.

Se trata de la Nvidia Tesla P100, una tarjeta gráfica específicamente diseñada para su uso en estaciones de trabajo, ya que, además de que su propio diseño específico para el cálculo de operaciones, demostrando que las GPU son mucho más eficientes en computación que los procesadores debido a su arquitectura.

En primer lugar decir que contamos con el procesador de Nvidia GP100, que será el mismo que utilicen las nuevas tarjetas gráficas GTX de Nvidia con arquitectura Pascal en su versión más potente (por el momento no hay confirmación del nombre que adoptarán, aunque se especula con GTX 10X0). Para esta tarjeta nos encontramos con que el chip, de arquitectura FinFET de 16 nm, tiene 56 de los 60 SMs desbloqueados, que nos habla del increíble potencial del chip tope de gama de Nvidia.

Para tu workstation tienes la Quadro M6000, con 24 GB de VRAM

Esta tarjeta no está pensada para utilizarse con placas base tradicionales, ya que cuenta con un diseño en el que los 16 GB de memoria HBM2 van conectados a través de 2 conectores para conseguir un increíble bus de 4096 bits. Por otro lado contamos con 4 controladores Nvidia NVlink, con lo que conseguimos no solo un mayor ancho de banda para la propia GPU, sino para la interconexión entre varias GPU, permitiendo una conexión mucho más rápida que con el protocolo PCI-express. Esto permite tener conectadas entre sí hasta 8 GPUs trabajando en paralelo.

Parte trasera de la Nvidia Tesla P100

Gracias a esto, conseguimos unas cifras realmente espectaculares, con  unas cifras de potencia de cálculo de hasta 10,6 TFLOPS, que la sitúa por encima incluso de la Nvidia Tesla K80, que utiliza 2 GPUs con arquitectura Kepler. Estamos ante un nuevo referente en computación.