Ojo, la caja fuerte de tu hotel podría ser muy hackeable

caja fuerte seguridad

¿Donde dejan sus pertenencias más valiosas cuando se van de viaje? Seguramente, la respuesta a esta pregunta sea "en la habitación del hotel". Pues bueno, a lo mejor este informe les hace cambiar de opinión. 

Según un estudio de la compañía de seguridad digital G DATA, la mayoría de las cajas fuertes de los hoteles son fácimente hackeables, sin necesidad de herramientas especiales y sin tener grandes conocimientos informáticos. 

Para empezar, según el informe de SecurityLabs, muchos de los hoteles ni siquiera cambian el código maestro (que abre todas las cajas fuertes) que el fabricante deja en los dispositivos y que funciona en paralelo al código que nosotros establezcamos. 

Puede que nos roben todo lo de la caja, pero por lo menos, tendremos WiFi

Otras cajas dan la posibilidad de vincular la cerradura a una de nuestras tarjetas de crédito. De este modo, no necesitamos recordar ningún código: sólo tener a mano nuestra cartera. También de este modo no sólo le ofrecemos al ladrón el contenido de la caja fuerte, sino también los datos de nuestra tarjeta. 

Otro truco descubierto por G DATA gira en torno a la llave de seguridad del hotel. Aunque la caja fuerte sea de combinación, el mecanismo puede desbloquearse con una llave que suele estar en posesión del hotel. Para usarla, sólo hay que desatornillar el mecanismo frontal y utilizarla. Sin embargo, por ridículo que parezca, esta cerradura es fácilmente forzable. 

Y si la caja fuerte no cuenta con este mecanismo de "seguridad", siempre se puede provocar un cortocircuito en el sitio adecuado que permita a los ladrones abrirla de par en par. 

Pese a todo, desde G DATA tranquilizan a los usuarios: "Una caja fuerte no es ni mucho menos el peor sitio para guardar nuestras pertenencias, pero no conviene sobreestimar su seguridad, especialmente si lo que estamos guardando tiene un valor irreparable para el viajero" resumía Eddy Willems un experto en seguridad de la compañía.