Skip to main content

El ordenador más antiguo del mundo tiene 2.000 años de antigüedad

El ordenador más antiguo del mundo tiene 2.000 años de antigüedad

05/11/2015 - 12:26

El ordenador más antiguo del mundo tiene 2.000 años de antigüedad, aunque no se parece a casi ningún aparato de los que puedas tener en casa. El mecanismo de Anticitera es una especie de ordenador analógico que servía para predecir eclipses y establecer fechas concretas en períodos extensos, como los Juegos Olímpicos.

Mucho antes de que naciera Charles Babbage, el matemático británico al que los libros de historia se refieren como "padre de la informática", los griegos utilizaban complejo mecanismo de relojería compuesto por alrededor de 30 de engranajes de bronce bautizado como el mecanismo de Anticitera.

Según varias investigaciones el aparato fue construido hacia el año 200 a.C. pero permaneció oculto durante siglos hasta ser recuperado en el año 1900 del naufragio de Anticitera, una pequeña isla griega situada al sur del Peloponeso.

La historia de los televisores, descubre su evolución

El artefacto era capaz de predecir un saros, un periodo de 223 lunas -más de 18 años- tras el cual la Luna y la tierra regresan a la misma posición en sus órbitas, una fórmula utilizada en la antigüedad para predecir futuros eclipses.

A lo largo de las últimas décadas varios científicos han llegado a la conclusión de que el mecanismo de Anticitera es el aparato más avanzado y complejo de todos los que se desarrollarían a lo largo de varios siglos, hasta el punto de ser considerado por algunos como el primer ordenador -analógico- de la historia.

El dispositivo tiene incluso unas pequeñas instrucciones de uso en su cubierta de madera, ya que no resulta del todo intuitivo. En la cara frontal hay un disco en forma de anillo que representa los 12 signos del zodiaco rodeado a su vez por otro anillo giratorio marcado con el calendario egipcio: 12 meses y 30 días más 5 días epagomenales.

¿Sabías que una española inventó el libro electrónico en 1949?

El mecanismo de Anticitera se ponía en marcha a través de la rotación de una manivela -que no ha sido por ahora recuperada- conectada a una serie de engranajes que movían el disco para seleccionar el día correcto del calendario egipcio y permitía predecir la posición del Sol y la luna, la fase lunar o los ciclos del calendario.

Eso sí, este ordenador analógico no podía presumir de precisión, ya que investigaciones modernas han llegado a la conclusión de que por ejemplo el indicador de Marte estaba equivocado por 38 grados, algo en buena parte provocado por las imprecisiones de las teorías griegas de aquella época.

Las partes que han sobrevivido a los tiempos del ordenador más antiguo del mundo, el mecanismo de Anticitera, están expuestas en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

[Fuente: fossBytes / Foto: Marcus Cyron]

Ver ahora: