Philae, el módulo de la nave Rosetta, ha llegado al cometa

Philae aterrizando en el cometa

La Agencia Espacial Europea está de festividades, como podéis comprobar en el livestream oficial del aterrizaje. El módulo Philae, que la nave espacial Rosetta transportó hasta el cometa Churyumov-Gerasimenko, ha tomado tierra satisfactoriamente. Es la primera vez en la historia de la humanidad que se consigue algo parecido, ya que la dificultad de la operación la convierte en una proeza: la nave debía acercarse a un cometa (una bola de hielo y polvo que se desplaza a toda velocidad por el espacio) y depositar allí un módulo de aterrizaje de poco menos de 100 kilogramos, de tal forma que este pudiese mantenerse estable. 

Por lo que publica el mismo módulo de aterrizaje Philae Lander en Twitter, todo ha salido correctamente, y no se ha producido ningún sobresalto. Recordemos que toda esta operación ha tenido que ser preparada sobre la marcha, ya que en la ESA no conocían la forma ni la superficie del planeta hasta que la nave Rosetta estuvo lo suficientemente cerca. 

Como os contábamos, la superficie en la que Philae ha aterrizado está cubierta de hielo, así que ha neceistado arponearla para asegurarse al cuerpo celeste, que seguirá moviéndose con su pequeño polizón a bordo. Este pequeño módulo de aterrizaje, gracias a su nuevo vehículo, podrá recoger gran cantidad de datos sobre el espacio que recorra el cometa. Todo un triunfo para la ESA. 

Pero el caso es que las nuevas tecnologías han permitido que no sean sólo un montón de científicos los que celebren el aterrizaje en una sala llena de ordenadores. El mundo entero se ha volcado con el hastag #cometlanding, desde autoridades como Neil DeGrasse Tyson:

 

...al mismísmo Capitan Kirk, William Shatner:
 

Y por supuesto, la misma ESA ha estado transmitiendo detalles desde varias cuentas. Aquí tenemos por ejemplo la última imagen que la nave Rosetta tomó del Philae después de que éste comenzase su caída hacia el cometa. Dicha caída duraría 7 horas, y terminaría con un acoplamiento satisfactorio y una oleada de aplausos en la sede de la Agencia Espacial Europea. 

 

 

 

[Noticia en desarrollo]