Polémica con cargadores del LG G Watch y Samsung Gear Live

Los cargadores de los smartwatches LG G Watch y Samsung Gear Live  no se pueden reemplazar. Si se estropean o lo pierdes, no están a la venta.

¿Qué ocurrió con aquella ley de la Unión Europea que tenía intención de obligar a los fabricantes de smartphones a unificar sus cargadores, para que uno solo sirviese para todos los dispositivos?

Parece que los fabricantes de smartwatches prefieren ignorar este tipo de recomendaciones y llamadas al sentido común, y al final quien padece la falta de un estándar, es el sufrido comprador.

¿Has adquirido un flamante smartwatch o reloj inteligente LG G Watch o Samsung Gear Live? Están a la venta en España desde principios de julio en la tienda Google Play, y en otros establecimientos.

Si tienes uno, seguro que te habrá llamado la atención la forma de recargarlos. No disponen de entrada microUSB, así que se recargan colocándolos sobre un dock exclusivo que se conecta a la corriente:

Cargador LG G Watch. Foto: KnowYourMobile.com

Los mejores smartwatches del momento (vídeo)

Cuídalo muy bien, porque si lo pierdes o se estropea... No podrás conseguir otro.

Es una situación esperpéntica: compras un smartwatch por 200 €, y si falla el cargador, o lo pierdes, se convierte en un reloj de juguete, pues ni siquiera dará la hora.

Eso es lo que les ha pasado a algunos usuarios de Reddit, en un noticia que nos llega vía Android Police.

Tras perder o estropearse el dock desde donde se recargan los smartwatches, han comprobado que no los venden en tiendas. Y puesto que ni el LG G Watch ni el Samsung Gear Live pueden recargarse a través de microUSB, se convierten en un ladrillo inservible.

Lógicamente, puedes contactar con el servicio técnico de cada marca y ellos te repondrán el cargador (por un precio), pero es un proceso que puede tardar días.

Samsung ha emitido un comunicado en donde afirma que "estamos planeando vender cargadores de repuesto a través de Samsung.com y Best Buy". LG no se ha posicionado al respecto.

Hay que reconocer que los smartwatches están dando los primeros pasos y es normal que al principio surjan algunos fallos, pero dado que los primeros modelos usan cargadores exclusivos, parece lógico que los respuestos deberían estar disponibles en el momento del lanzamiento, para prevenir problemas de pérdida del cargador o averías.