PowerSpot: carga tu móvil con agua y en cualquier lugar

PowerSpot

Los datos del último informe sobre la Sociedad de la Información en España (SIE) publicado por la Fundación Telefónica a finales del pasado año, se calcula que un usuario medio consulta el smartphone unas 150 veces al día.

Con este ritmo, son pocas –por no decir ninguna– las baterías de smartphone o tablet capaces de aguantar más de 24 horas sin pasar por el cargador.

Si te mueves por un entorno urbano, siempre tienes la posibilidad de aprovechar un trayecto el coche, la parada para tomar café o la espera para embarcar en el aeropuerto para darle un poquito de vida a tus baterías pero ¿qué ocurre si te encuentras inmerso en plena naturaleza?

Los acumuladores USB pueden ser una solución de urgencia, pero sus ciclos de carga son limitados y si tu idea es estar cierto tiempo lejos de la civilización se terminan agotando.

Las mejores baterías portátiles para móvil

Por suerte ya hay una solución, tranquilo, no se trata de ningún plan para poner enchufes en los árboles (no demos ideas). Se llama PowerSpot, un ingenioso conjunto de generadores termodinámicos desarrollados en España con el que es posible, simplemente con agua, generar la energía suficiente para recargar las baterías de smartphones y tablets, además de pilas recargables estándar, e incluso, encender varias bombillas LED.

Para cargar la batería de tu móvil con PowerSpot sólo necesitas agua o un fluido de similares características –refresco, zumo o bebida isotónica, por ejemplo–, y una fuente de calor: gas, alcohol, queroseno, madera, plancha caliente, placa vitrocerámi­ca, etc. Es algo así como “cocinar energía”.

En el siguiente vídeo, puede ver cómo funcionan estos ingeniosos generadores con lo que podrás asegurarte estar conectado en prácticamente cualquier lugar del mundo:


PowerSpot está disponible en tres versiones: Lanyard, Thermix y Explorer, además de contar son sus correspondientes accesorios y periféricos extra.

Lanyard es al versión más básica de PowerSpot (desde 110 euros), destaca por su diseño extremadamente compacto pensado para actuar como generador eléctrico personal.

Puede suministrar desde 10W de potencia en su versión Basic –suficiente para recargar dispositivos pequeños o iluminar hasta 10 bombillas LED–, hasta los 20W de su versión Layard+ Extender que, además de una mayor autonomía, permite dar energía a pequeños electrodomésticos e iluminar hasta 20 lámparas LED de forma simultánea.

PowerSpot Thermix (324 euros) es un generador eléctrico que no necesita supervisión ni mantenimiento –en este caso no necesita ningún fluido para funcionar– y que puede generar una corriente eléctrica de 15W, suficiente para cargar cualquier teléfono, tablet o smartphone, y alimentar hasta 10 bombillas LED. Además, es capaz de expulsar una corriente de aire caliente que puede elevar hasta 10ºC la temperatura de una habitación de 25 m3.

Por último, PowerSpot Explorer (desde 257 euros), el generador más profesional de la gama. Capaz de generar hasta 30W de potencia ­–suficiente incluso para abastecer una nevera portátil o un ventilador–, destilar 1 litro de agua por hora o bombear 400 litros de agua cada hora hasta una altura máxima de 2,5 metros.