El precio de los discos duros SSD y HDD, más cerca de la paridad

El precio de los discos duros SSD más barato que nunca

El precio de los discos duros de estado sólido SSD ha caído en picado a lo largo de los últimos años y comienza a acercarse a la paridad respecto a los discos duros magnéticos tradicionales HDD, de ahí que para cualquier propietario de un ordenador un disco SSD se perfile como uno de los mejores regalos de Navidad.

Los investigadores de DRAMeXchange, una división de TrendForce, vaticinan que el precio de los discos SSD de venta al público caiga hacia 2017 por debajo de los 10 céntimos por GB, e incluso aventuran que la paridad llegará ya el año que viene en algunos discos de 256 GB.

Años atrás los discos SSD no eran una opción para la inmensa mayoría de bolsillos por el prohibitivo coste por GB que suponían a pesar de su mejor rendimiento y mayor durabilidad.

La situación ha cambiado con la drástica caída de precios de los discos SSD que ha coincidido en el tiempo con la llegada de este formato a los ordenadores portátiles hasta el punto de que según datos de DRAMexChange uno de cada cuatro portátiles en 2015 están equipados con un disco de estado sólido.

El precio de los discos SSD ha bajado por cuarto trimestre consecutivo -al menos- un 10 por ciento, una cifra que según los investigadores permitirá que el precio de un disco SSD de 256 GB se equiparará al de un disco HDD tradicional ya en 2016.

Los mejores discos estado sólido SSD de 2015

La paridad en precios entre los discos de estado sólido SSD y los discos duros tradicionales HDD llegará antes de lo esperado ya que, mientras que el valor de los primeros ha caído drásticamente en los tres últimos años, los discos duros HDD internos han sufrido solo una ligera rebaja, y a medio plazo permanecerán estables alrededor de los 5 céntimos de euro por GB.

Los discos SSD de venta al consumidor en 2012 costaban alrededor de 1 euro por GB en 2012, una cifra que ha caído hasta los 33 céntimos de euro en un espacio de tres años: ahora es posible encontrar discos SSD baratos de 256 GB por alrededor de 80€.

Los discos duros SSD de 10 TB asequibles llegarán en 2016

Eso sí, en discos duros de gran tamaño la diferencia todavía es considerable. Un disco duro interno HDD de 1 TB cuesta unos 50 euros, mientras que la versión SSD cuesta como mínimo seis veces más; por eso muchos usuarios optan por instalar un disco SSD relativamente pequeño exclusivamente para el sistema operativo y otro HDD para almacenar datos, mejorando considerablemente el rendimiento del equipo.

Grandes fabricantes de la talla de Intel y Micron trabajan ya en el desarrollo de discos duros SSD de 10 TB que en teoría estarán disponibles en 2016, un reflejo más de que el reinado de los discos duros mecánicos tiene fecha de caducidad gracias a la tecnología Nand 3D, que triplican la capacidad de los módulos actuales. 

Intel 3D XPoint, 1.000 veces más rápidos que SSDs: en 2016

En definitiva, el precio de los discos SSD ha caído drásticamente a lo largo de los últimos años y lo seguirá haciendo a corto plazo para acercarse a la paridad respecto a los discos duros tradicionales HDD, por lo que vas a tener la oportunidad de mejorar tu ordenador con un disco SSD muy barato antes, durante y después de Navidad.

[Fuente: ComputerWorld]