Presentan un bolsillo para proteger smarphones del espionaje

UnPocket

¿Sabes que tu teléfono sigue siendo perfectamente rastreable a pesar de estar apagado? ¿Y que puede ser utilizado como micrófono espía sin que tu tengas ni idea? Este tipo de circunstancias han propiciado que aparezcan inventos para ese sector del mercado especializado en contraespionaje con aires de paranoia que, como hemos descubierto en los últimos años, está bastante justificada. Ahora, preparaos para conocer el bolsillo para la era post-Snowden, en la que la que la privacidad cobra un nuevo significado.

El proyecto, al que han llamado en UnPocket (el antibolsillo), crea una jaula de Faraday en miniatura, es decir, un espacio en cuyo interior el campo electromagnético es nulo, con lo que se anula el efecto de los campos electromagnéticos internos. Básicamente, es un mini-bunker a prueba de señales electromagnéticas de cualquier tipo, que aisla nuestro teléfono completamente del mundo. 

¿En qué se traduce todo esto? pues en que las señales que normalmente asaltan nuesto smartphone, conectándonos a la red como el 3G o 4G, el WiFi o el GPS, se quedan fuera. Los terminales que estén dentro de este bolsillo existirán al margen del mundo, algo que no se conseguía ni siquiera apagando el terminal.

Si te preocupa tu privacidad, empieza por los básicos: sigue nuestros consejos para configurar la privacidad en Facebook

Y es que si la persona que nos está espiando ha instalado algún software malicioso en nuestro dispositivo, pulsar el botón de apagado nos servirá de poco. Eso sí, se trata de una solución temporal: en algún momento, el móvil saldrá del bolsillo y el gato de la jaula. 

Para referirse al terminal en su página de Kickstarter (donde por 22 euros te puedes hacer con uno), su creador cita a Edward Snowden: "George Orwell nos advirtió del peligro. Ahora tenemos sensores en nuestros bolsillos que nos siguen donde quiera que vayamos. Pensad en lo que esto significa para la privacidad del ciudadano medio".

Puede que no sirvan para estar protegido 24/7 del espionaje gubernamental, pero sí para no estar localizables en un momento concreto, para escapar de unos padres sobreprotectores o de una esposa controladora. Por poner ejemplos. Además, hay toda una gama de ropa, por si queréis ir sobre seguro.