Skip to main content

El procesador y la RAM de los nuevos iMac son reemplazables

Novedades sobre el hardware de los nuevos iMac de 2017.

09/06/2017 - 09:25

Contra todo pronóstico, Apple ha atendido a las súplicas de sus usuarios con la presentación de sus nuevos ordenadores. Según se ha descubierto al desmontar uno de ellos, el procesador y la memoria RAM del nuevo iMac de 21,5 pulgadas no van soldados a la placa. Eso significa que se pueden cambiar y mejorar.

Larga es la historia de Apple en cuanto a componentes de los iMac fijados en la placa. De esta forma se hace imposible intercambiarlos por otros nuevos o mejores, reduciendo quizás la vida útil de sus productos. Simplemente un procesador y memoria RAM pueden averiarse o quedarse obsoletos en un plazo relativamente corto, sobre todo teniendo en cuenta que Apple no suele incorporar los últimos modelos de CPU de Intel.

Hay que aclarar que esto afecta al modelo del tamaño mencionado. Habrá que esperar para ver si el Mac Pro también se sube a esta moda.

Entre las especificaciones del iMac 2017 de 21,5 pulgadas están los procesadores Intel Core i5 de Sexta Generación -este en concreto- y 8GB de memoria RAM DDR4. Son buenas características pero quizás no suficientes a medio plazo. La séptima generación de Intel ya lleva bastantes meses en el mercado y casi está lista la octava, así que quizás algunos propietarios de un Mac estén planeando en dar el salto.

Estos son los ordenadores de sobremesa de Apple más vendidos en Amazon España

No obstante, no todo es tan fácil. Es cierto que el nuevo iMac tiene procesador y RAM intercambiables, pero también lo es que cualquier modificación realizada en su hardware interno conlleva la renuncia a la garantía de Apple. Además se puede dañar irreversiblemente el ordenador o directamente no encontrar una nueva pieza compatible.

Según la web iFixIt, el Socket del procesador es LGA 1151 estándar. Teniendo esto en cuenta no debe resultar difícil encontrar un nuevo procesador compatible con el iMac de 21,5”, aunque probablemente la búsqueda no comience ahora sino cuando se agote el período de garantía proporcionado por la marca.

Imagen: iFixIT

El SSD también es reemplazable por otro de más capacidad o velocidad. Este tipo de almacenamiento es cada vez más popular por las ventajas que ofrece con respecto a los discos duros convencionales. Eso está provocando problemas de stock, aunque a las marcas no les parece preocupar demasiado.

Prácticamente todos los nuevos ordenadores Apple, tanto los iMac como los MacBook, incorporan ya un SSD de mínimo 128GB de capacidad, o al menos ofrecen la opción de incluirlo. En los portátiles es más complicado, pero teniendo en cuenta que el iMac de 27” ya tiene componentes reemplazables y que el de 21,5 se apunta a esta moda, no es descartable que el nuevo Mac Pro también lo haga.

Ver ahora:

Te recomendamos