Project Wing, los drones de Google para repartir a domicilio

Project Wing, el proyecto secreto de Google para entregar paquetes a domicilio con drones.

Seguro que recordarás, hace unos meses, el espectacular anuncio de Amazon Prime Air, un nuevo servicio de la popular tienda online para realizar envíos a domicilio utilizando drones.

Causó mucho revuelo en todo el mundo. Muchos expertos concluían que era inviable. Su rival, Netflix, incluso llegó a crear un vídeo burlándose del tema.

Hoy, el laboratorio de proyectos arriesgados de Google, Google X, anuncia que llevan dos años trabajando en secreto en Project Wing, su propio servicio de entrega de paquetes a domicilio usando drones.

Project Wing

Aunque Google ha confirmado que Project Wing podría ser utilizado por empresas de mensajería o tiendas para entregar paquetes en las ciudades, el objetivo actual es usar los drones para llevar suministros, medicinas y ayudas a zonas remotas o de difícil acceso. De hecho, la idea primigenia de Project Wing era un prototipo de drone que llevaba desfibriladores a personas que han sufrido un infarto.

Los drones utilizados por Google son muy distintos a los que conocemos. Vuelan como un avión pero sus hélices giran a lo largo de la propia carcasa del aparato, para convertirse en un helicóptero en el momento de realizar la entrega.

Project Wing

Amazon Prime Air, drones que entregan paquetes a domicilio

Ultraligeros, los drones sólo pesan 9 Kg. Disponen de cuatro hélices alimentadas por un motor eléctrico. Por su diseño no pueden llevar grandes cargas: el paquete no puede pesar más de 3 Kg. 

Tal como hemos comentado, están pensados para entregar medicinas, documentos, y pequeños suministros.

Al principio, el drone aterrizaba para realizar la entrega, pero durante las pruebas descubrieron que la gente quería coger el paquete del propio drone, lo tocaban, desajustando las hélices, e incluso se acercaban demasiado mientras aterrizaba, con el peligro que eso conlleva.

Así que han ideado un método para entregar el pedido sin aterrizar. Las hélices giran para que el drone quede suspendido en el aire, como un helicóptero, y una pequeña caja con un hilo de pescar, fino pero resistente, cae desde el vientre del drone:

Project Wing

Un sensor detecta cuando la caja toca el suelo, abriéndose. Tras vaciarse, vuelve a ser recogida por el drone, tirando del hilo.

Project Wing

Google ya ha realizado algunas entregas reales en granjas australianas. Allí las leyes son más permisivas con los drones. Saben que tendrán que negociar duramente con los gobiernos para permitir el vuelo de estos aparatos, pero son optimistas, especialmente si se usan en labores humanitarias o médicas.

Aquí puedes ver el vídeo de presentación de Project Wing, con un drone realizando un entrega real:

Google sigue realizando pruebas para que Project Wing sea una realidad lo más pronto posible. ¿Llegaremos a verlo compitiendo con Amazon Prime Air?

[Fuente: The Verge]