Pylos, una impresora 3D que usa tierra para fabricar objetos

Pylos, una impresora 3D que usa tierra para fabricar objetos

La impresión 3D ha evolucionado mucho y atrás han quedado los tiempos en los que sólo se podían fabricar objetos de plástico.

En la actualidad, estas máquinas pueden utilizar diversos materiales, como metales, productos textiles o incluso cristal para llevar a cabo el modelado de los diseños. Además, sus aplicaciones resultan útiles en todo tipo de sectores. 

El Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña ha querido explorar otros materiales que sean útiles para la arquitectura y la construcción con el desarrollo de Pylos, una impresora 3D que tiene la capacidad de fabricar objetos con tierra

Los beneficios de utilizar tierra como material de construcción son muchos y se conocen desde el Neolítico: es segura, respetuosa con el medio ambiente, proporciona un aislamiento natural, ofrece protección contra incendios, es 100% reciclable, favorece la ventilación  y es sumamente resistente.

La finalidad del proyecto era la de encontrar materiales naturales, que estuvieran presentes de forma abundante de manera local, y que además resultasen asequibles y económicos. 

El resultado ha sido la creación de Pylos, una impresora 3D que combina una mezcla de materiales que incluyen la tierra y otros aditivos naturales, y que puede desarrollar un método de construcción a gran escala, optimizando los tiempos de fabricación y obteniendo estructuras biodegradables. 

Las mejores impresoras 3D: Qué son y cómo funcionan

El programa Pylos se encuentra todavía en una fase de desarrollo inicial pero ya ha demostrado que tiene un gran potencial. Hasta el momento, los investigadores han podido probar diferentes variantes de diseño, demostrando que el consumo de energía es muy bajo y que resulta increíblemente asequible: sólo 50 céntimos el kg. 

El proyecto Pylos sigue la línea iniciada por el programa WASP (World's Advanced Saving Project) del que ya os hablamos hace unos meses y que ha creado la impresora 3D más grande del mundo con el objetivo de poder fabricar casas en el futuro con barro o arcilla.  

[Fuente: Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña]