Skip to main content

¿En qué se diferencia el formato rápido del formato completo?

Disco duro externo

17/10/2016 - 11:14

Habitualmente, cuando quieres formatear un disco duro, lo haces porque funciona lento o tiene virus. Por lo tanto, lo que quieres es borrar completamente todos los archivos. Esto también puede ocurrir en el caso de pendrives o tarjetas SD.

Cuando vas a hacerlo, ves que hay varias opciones. Una de ellas es la del formato rápido o formato completo. ¿Cuáles son las diferencias? En varias cosas, aunque como sin duda habrás intuido, una de ellas es la velocidad a la que se completa el formateo del disco duro. Si tienes un dispositivo de almacenamiento con más de un tera de capacidad, un formato completo puede tomar bastante tiempo.

La tabla de archivos, la clave

Al formatear un disco duro, hay una diferencia clave que se puede resumir en una frase: el formato rápido no elimina físicamente los archivos y el completo . El primero de ellos no borra ni el sistema de archivos ni la tabla de particiones.

Esto tiene varias implicaciones de cara al uso futuro del dispositivo. Cuando formateas el disco con un formato completo, todos tus archivos desaparecen definitivamente. No podrás recuperarlos de forma posterior, por lo que asegúrate de haber salvado lo fundamental antes de dar el paso.

Si eliges el formato rápido podrás recuperar archivos con algunos de los programas dedicados a ello, ya que no han sido eliminados físicamente. Esto es una ventaja, aunque puede ralentizar el funcionamiento del disco duro de forma considerable. Básicamente, con el formato rápido lo que haces es borrar la “dirección” de los ficheros en el disco, por lo que al no poder encontrarlos, tu PC interpretará que está completamente vacío.

Compara los precios de todos los disco duros externos disponibles en Amazon España

El formato rápido, mucho mejor si hay sectores dañados

Durante el formato completo de un dispositivo de almacenamiento, el sistema lo escanea en busca de sectores dañados o defectuosos. En caso de encontrarlos, intenta repararlos. Si lo consigue, el disco volverá a estar funcionando a pleno rendimiento. Esto no ocurre en el formato rápido, que se limita a limpiar la tabla o sistema de archivos sin escanearlo.

¿Es mejor formato rápido o completo?

Es una pregunta que encuentra la respuesta habitual en estos casos: depende de tus necesidades. ¿Pretendes recuperar archivos posteriormente? Si la respuesta es afirmativa, elige el formato rápido, así no tendrás que arrepentirte.

Otra posible respuesta es que, además de la señalada intención de recuperar archivos borrados del disco, también depende de la capacidad. No es lo mismo formatear un pendrive de 8 GB que un disco duro de 1 TB. En el segundo caso, un formateo completo toma bastante más tiempo.

¿Qué es un disco SSD?

El escaneo que sirve para localizar sectores dañados en el disco también es útil. Es recomendable si llevas bastante tiempo sin formatear tu disco duro o si has encontrado algún tipo de error.

En definitiva, el formato rápido cuenta con la ventaja de la velocidad, por lo que es buena opción si quieres seguir utilizando el disco inmediatamente. Es especialmente recomendable en el caso de los pendrives. Si hablamos de discos duros de más capacidad, lo ideal de recurrir a un formato completo periódicamente.

Ver ahora: