Un rayo mata a un hombre por culpa de un palo de selfie

Un rayo mata a un hombre por culpa de un palo de selfie

Los palos de selfie los carga el diablo. Los problemas que puede producir el accesorio para móviles tan amado por unos y tan odiado por otros están más que probados, como lo demuestra que el dichoso cacharro esté prohibido en todo tipo de recintos y eventos públicos, como los museos, los estadios de fútbol o los parques de atracciones de Disney, entre otros ejemplos. 

Pero aquí no acaban los inconvenientes de los palos de selfie, que, además de resultar molestos para las personas que están alrededor, provocar lesiones o dañar las instalaciones, pueden llegar a ocasionar problemas mucho mayores, e incluso la muerte.

Esta funesta consecuencia fue la que sufrió un visitante en el parque Brecon Beacons, una cadena montañosa ubicada en Gales. El hombre, de 50 años de edad, estaba paseando por la zona cuando se produjo una tormenta, y se cree que un palo de selfie que llevaba consigo podría haber atraído el rayo que acabó con su vida.

El suceso tuvo lugar el pasado lunes, momento en el que a consecuencia de la tormenta, en el parque cayeron diversos rayos en diferentes puntos de la montaña. Estos fenómenos eléctricos tuvieron unas consecuencias nefastas: mataron a dos hombres y otras dos personas también resultaron heridas.

Los palos para selfies, prohibidos en los estadios y museos

Según indican fuentes de la investigación, se cree que en el fallecimiento de uno de los hombres tuvo la culpa un palo de selfie que llevaba, aunque los equipos de rescate que se encargaron de recoger los cadáveres no han confirmado que el aparato estuviese entre sus pertenencias.

Sin embargo, los expertos consideran que, con toda probabilidad, el hierro de los componentes de este accesorio para el móvil habría sido el elemento que habría atraído el rayo que le fulminó.  

[Fuente: The Telegraph]