La realidad virtual podría ayudar a tratar el TEPT

Realidad virtual podría ayudar con TEPT

Por lo general, cuando se habla de la realidad virtual, nos referimos a ella en términos de entretenimiento, pero es importante recordar que esta tecnología puede ser mucho más que un simple juguete.

La capacidad de sustituir la realidad por cualquier experiencia imaginable se ha demostrado que tienen efectos reales y medibles en las personas, en la medida en que un desarrollador lo utilizó para curar a su propia diplopía.

Un estudio publicado en la revista Popular Science, concluyó que aunque esta experiencia posiblemente no sea lo suficientemente real para causar trastorno de estrés postraumático en los jugadores de VR, la tecnología de la realidad virtual sí puede utilizarse para ayudar a tratar el trastorno.

Un proyecto de la Universidad del Sur de California ha estado explorando la realidad virtual como una forma de terapia desde 2005. Se llama Terapia de Exposición a Realidad Virtual, y el procedimiento es, aparentemente, lo suficientemente eficaz como para ser adoptado por más de 60 instalaciones, incluyendo bases militares, centros universitarios y hospitales de VA.

Leap Motion incursiona en el mundo de la realidad virtual.

La terapia permite a los terapeutas recrear un trauma en un entorno controlado.

Utilizando cascos de realidad virtual (no necesariamente las Oculus Rift), audio direccional, retroalimentación de fuerza y estímulos olfativos, un terapeuta entrenado puede ayudar a los pacientes enfrentan sus traumas a su propio ritmo.

Los investigadores creen que el sistema también podría ser utilizado para ayudar a prevenir el trauma, y están tratando de adaptarlo en un programa de entrenamiento para la capacidad de recuperación del estrés y el diagnóstico TEPT.

Visto que la realidad virtual es bastante real para tratar el trastorno, ¿no podría ésta causarlo?

Los investigadores no lo creen. Según estos, tendría que tratarse de una persona psicológicamente comprometida para confundir los acontecimientos que ocurren en el mundo virtual con acontecimientos reales.

Así pues, jugad tranquilos.