Recupera las Google Glass, pero le roban el bolso y el móvil

Google Glass causa pelea en bar en California

Una periodista de tecnología dice que fue atacada por usar las Google Glass en un bar en San Francisco, California.

Aparentemente el altercado sucedió el pasado viernes en el bar Molotov en Haight Street. Según Sarah Slocum, editora y colaboradora para Newsdab, estaba enseñando cómo funcionaban las gafas a alguien cuando un hombre le arrancó el dispositivo de la cara y se dio a la fuga, informó el Los Angeles Times.

La señora persiguió a su agresor y fue capaz de recuperar las Google Glass, junto con el vídeo del hombre en el momento que le arrancaba las gafas, sólo para darse cuenta de que alguien le había robado el bolso y el móvil en el interín.

Slocum compartió el suceso en su cuenta de Facebook.

 

 

El incidente parece llamó la atención de Sarah Price, que gestiona los medios de comunicación social para Google Glass. Ella twitteó a Slocum: "Hola, yo trabajo con las Glass y me enteré de lo que pasó - Siento mucho oir esto. ¿Te importaría enviarme un DM?"

La Caixa estrena apps para Google Glass y smartwatch de Sony.

Varios testigos dijeron a KPIX 5 que los clientes del bar estaban muy emocionados de ver cómo funcionaban las gafas, pero que algunos se molestaron al pensar que podían ser grabados con el dispositivo y pidieron a Slocum que se las quitara.

Un hombre que se identificó sólo como "Brian", dijo que no se sorprende de que las cosas se salieran de control.

"Ya sabes, el público en Molotov no es precisamente un público orientado a la tecnología", expicó al Times. "Es quizá uno de los bares más punk rock de la ciudad. Así que ya sabes, no es exactamente el mundo Google Glass".

Según el diario, Slocum no pudo ser contactada para hacer comentarios.

Google ve las Glass como una forma revolucionaria de conectar de forma rápida y sin esfuerzo a las personas con la información. Sin embargo, los críticos ven las gafas como tecnología invasiva que, de llegar a despegar, podría robarle a la gente la poca privacidad que les queda.

Consciente de estas preocupaciones, Google publicó recientemente una guía de "etiqueta social" para los propietarios de las Google Glass.