Rusia pierde el control de un satélite lleno de lagartos

Lagartos satélite rusia

El Photon-M4 es un satélite de investigación que se lanzó desde el Cosmódromo Baikinur el 19 de julio, con la intención de estudiar los efectos de la microgravedad en plantas, insectos... y los hábitos reproductivos de algunos lagartos gecko. El control de misión ha perdido la capacidad de manejar el satélite, después de que éste completase sus primeras órbitas alrededor de la tierra. 

Por suerte, el equipo del Instituto de Problemas Biomédicos ruso sigue recibiendo los datos de los análisis que se están llevando a cabo a bordo. "Recibimos la telemetría, y de momento no ha habido ningún retraso en los experimentos programados", declaraba el representante del Instituto, Oleg Voloshin. 

El Photon-M4 es una nave espacial robótica, autónoma y sin piloto utilizada por Rusia y la Estación Espacial Europea para realizar investigaciones en microgravedad. Su lanzamiento y la separación del vehículo propulsor fue sobre ruedas, pero después de trazar las primeras vueltas alrededor del planeta, el puesto de control ha perdido... bueno, el control.

Esto no es lo más raro que hemos visto. ¿Recordáis cuando la NASA lanzó un proyecto para imprimir comida 3D?

A pesar de la imposibilidad de manejar la nave, los geckos siguen vivos y se espera que comiencen a reproducirse pronto (éste es uno de los objetivos principales de la misión). Según los responsables, las condiciones en la bio-cápsula que los contiene son estables, y tanto ellos como las moscas de la fruta que los acompaña siguen bien, y comen regularmente

El Photon-M4 fue designado para ser una réplica en apariencia del Bion-M, un satélite que se lanzó en abril de 2013. A bordo llevaba 45 ratones, 8 hámsters, 15 tritones, además de algunos caracoles, langostas y plantas. El objetivo de esta misión fue investigar cómo las criaturas vivas se adaptarían al hecho de vivir durante mucho tiempo en el espacio.

Por desgracia, todos los animales menos los tritones (entre los que no hubo ni una baja) habían muerto antes de un mes.